Relación Universidad-Empresa en la Formación Dual Universitaria

Relación Universidad-Empresa en la Formación Dual Universitaria


La transferencia del conocimiento es una de las misiones más importantes de las universidades, aunque no se ha enfatizado lo suficiente la importancia de la formación como elemento fundamental de la transferencia al tejido productivo y social. De hecho, esta óptica de la formación como transferencia puede paliar la crítica a las universidades sobre su falta de adecuación al tejido productivo, que sigue estando latente. La posible solución tiene un nombre ya conocido en el resto de Europa: la formación dual universitaria.

Recientemente, se ha publicado una modificación del Estatuto de los Trabajadores que incorpora un nuevo contrato llamado de ‘formación dual universitaria’, aunque se deja pendiente de regulación posterior. A su vez, el Ministerio de Universidades ha propuesto una reforma del decreto de enseñanzas universitarias en el que incorpora la posibilidad de formación dual en los títulos universitarios españoles de grado y máster. Dicho esto, para potenciar esta formación sería necesario incentivar a las empresas para estos contratos duales, al igual que se necesita también flexibilidad académica por parte de las agencias de evaluación y los gobiernos autonómicos para abordar estos títulos con celeridad y, no menos importante, es necesario asimismo poner en marcha los procesos de implantación que se requieren, incluso en ausencia de norma. En este sentido, algunas comunidades han sido más ágiles que Andalucía, que hasta el momento apuesta por ser más garantista.

De igual modo, las universidades y las empresas deben consolidar una relación de confianza que permita permeabilizar sus procesos de cara a la construcción de un nuevo concepto de alianza formativa. En ese objetivo, desde la Universidad de Almería se apuesta desde hace años por este modelo en formato de innovación docente con el programa Talento D-UAL. Además, el Rector ha propuesto, recientemente, a ASEMPAL y a la Cámara de Comercio una mesa provincial para el Fomento de la Formación Dual Universitaria para transferir el talento universitario de nuestro estudiantado al tejido productivo mediante un  itinerario formativo que, no olvidemos, siempre comienza en las aulas universitarias y que, sin abandonar la condición de universitario, culmina en la empresa como estudiante-trabajador, convirtiendo estos dos espacios en un continuo el uno del otro.

Por Juan García García
Vicerrector de Postgrado, Empleabilidad y Relaciones con Empresas e Instituciones de la Universidad de Almería


Compartir