Formación superior, especializada y específica

Formación superior, especializada y específica


La diferenciación en la formación es la clave de la educación superior en nuestros días. Los estudios de grado deben complementarse con aquella formación que especialice, diferencie y ajuste el perfil del egresado a sus aspiraciones profesionales.

Desde la Universidad, dos son las opciones que se le ofrecen al alumno, en materia docente para alcanzar los anteriores objetivos:

Por un lado, la formación superior y especializada que dan los masters oficiales, profundizando en aspectos específicos de la disciplina en la que nuestros egresados han mostrado interés por especializarse. Esta formación ha sufrido importantes cambios normativos a los que nos hemos ido adaptando, reconfigurando el catálogo de másteres conforme la normativa y la demanda que el alumnado ha ido requiriendo.

Por otro lado, la formación específica en materias y competencias transversales al grado se han ido haciendo realidad gracias a los distintos tipos de cursos que, desde la unidad de formación continua (cursos, especialistas y masters propios) se han propuesto, tanto desde los distintos departamentos de la Universidad, como desde el sector social y productivo de nuestro entorno. Esto ha generado, como elemento colateral, una serie de sinergias entre los agentes sociales y la Universidad en materia de adecuación de los perfiles del egresado a lo que la sociedad actual demanda.

Los cursos JUMP son, probablemente, el arquetipo de lo anteriormente dicho. Somos una universidad pequeña, periférica, que tiene alrededor a otras instituciones universitarias que, por tradición, o simplemente por tamaño, suponen un desafío a la hora de competir en cuestiones como la diversidad de las materias a ofrecer y la calidad de los cursos ofertados.

Aceptamos el reto desde el principio, mejorando todos los aspectos administrativos y de procedimiento que aseguraran que la formación ofertada es, honestamente, la mejor que pudiéramos dar. No escatimamos en trabajo ni tiempo para que los cursos ofertados mantengan los estándares de calidad que, en materia de profesorado, materias y métodos de enseñanza,  nos hemos propuesto. Nuestra recompensa es el alto grado de aceptación que, de nuestros cursos y másteres, estamos teniendo por parte de los que son, al fin y al cabo, a quienes va dirigido nuestro esfuerzo: nuestros alumnos.

por Mercedes Peralta
Directora del Secretariado de Formación Continua de la UAL


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *