Cuatro ventanas a los viajes Erasmus en Galería Central



Cuatro estudiantes de Comunicación Audivisual y Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Málaga son los autores de la muestra ‘Volveré”, la exposición de Galería Central que recoge fotografías de universitarios tomadas durante su estancia Erasmus. El espacio expositivo situado en los pasillos de la propia Facultad de Ciencias de la Comunicación ha inaugurado el 2017 con esta muestra que permanecerá abierta hasta el 10 de febrero.

La exposición recoge diferentes obras de artistas universitarios que disfrutaron su estancia Erasmus+ el curso pasado: Clara Gámiz, Jorge Ayllón, Guadalupe Molina y Pablo Monterde. De este modo, “conecta las vivencias y relatos del propio alumnado con las imágenes tomadas en sus viajes por Europa”, ha precisado la nueva coordinadora del espacio, la profesora Ana Sedeño, quien insiste en que “‘Volveré’ es esa visión de cuando uno está fuera con una beca y sabe que tiene que volver a casa”. Ana Sedeño junto a Pablo Monterde. Autora: Marta González

La docente de Comunicación Audiovisual y Publicidad, coordinadora de Galería Central desde hace tres semanas junto a la vicerrectora de Cultura y Deportes de la UMA, Tecla Lumbreras, ha insistido en que “el funcionamiento de Galería Central es para que los alumnos aprendan diferentes áreas en la organización de una exposición y exista un espacio cercano a los estudiantes en el que se realicen muestras de temas visuales”.

Por su parte, Pablo Monterde, estudiante de cuarto de Comunicación Audiovisual, uno de los autores y comisario junto a José Miguel López Pedrosa ha explicado que “llevaba mcho tiempo planeándose esta exposición pero en las reuniones nunca conseguía un lugar en el calendario. Al final, gracias a contactos de compañeros de Erasmus que teníamos tanto José Miguel como yo, surgió”.

De este modo, “seleccionamos a cuatro autores que recogieron momentos en las fotografías con la idea de que es efímero y lo que aprendan fuera le ayudará a tener una vida mejor en su lugar de origen”, ha puntualizado Pablo Monterde, quien ha incluido en la muestra fotografías suyas de una estancia en Inglaterra.

En ‘Volveré’, el joven autor ha destacado no tanto el método fotográfico como “la voluntad de tener un recuerdo que sea interesante, y no solo una fotografía normal”. “Un caza militar en un parque natural, rascacielos de viviendas en Hong Kong, dos amigos pasando un buen rato en el mirador más importante de la ciudad y la experiencia de estar relajado en un parque natural”, ha concretado.

En cuanto a la promoción, “quisimos una idea original en la cartelería y para ello teníamos dos opciones: un cartel muy grande o una serie de 10 carteles distintos. Al ser una exposición colectiva optamos por la segunda”, ha comunicado el organizador de la muestra.

 

Aprendizaje práctico

La actividad y contenido en Galería Central se organizan en dos reuniones ordinarias: la primera en junio, cuando se hace un plan de dossier de exposiciones para la temporada siguiente y se presentan los voluntarios, y la segunda, los primeros días de octubre, cuando se plantean las fechas para las exposiciones definitivas y se incorporan alumnos nuevos.

Asimismo, cada exposición cuenta con dos comisarios: un veterano y un debutante. “Esta es mi segunda exposición en Galería Central, la primera fue ‘La Culpa es de ella’, en febrero de 2015, y aprendí a controlar bien los tiempos para la organización, cartelería y manejar el montaje de una exposición sin prisas”, ha señalado Pablo Monterde que ha hecho hincapié en que “para preparar una muestra primero hay que decidir a partir de un dossier o de contactos de qué se forma el contenido o cómo se va a establecer la ubicación”.

De esta forma, “se hace una selección de obras y se decide el tamaño y cómo vamos a promocionarlo. Se cierra el contenido tres semanas antes de la inauguración; ese es el límite, a partir de ahí, se deben enviar las imágenes, material de promoción y los carteles (vinilos) y se planea cómo se va a montar”, ha descrito el estudiante que ha añadido que “se desarrolla la promoción con los contactos adecuados para hacerla por redes sociales, prensa y por los alrededores de la facultad”.

El aprendizaje que plantea para los estudiantes este espacio expositivo fue uno de los principales objetivos con el que surgió. Desde la perforación en la pared, hasta la elección de marcos, solicitar una factura u organizar la inauguración, entre otras, son acciones que los propios universitarios tienen que realizar de forma mensual en cada exposiciones. “La inauguración debe llevar música o actuaciones, aunque depende de las circunstancias se consiguen actos más o menos originales”, ha concluído Pablo Monterde.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *