‘Grease, el musical’ o cómo poner una banda sonora a tu vida


Todavía se oye el murmullo, los pasos, el despojarse de bolsos y abrigos. Quedan algunos minutos para que comience la función, y de fondo, los grandes éxitos rockeros de los tiempos de estos chicos de Rydell High School para entrar en el mejor de los ambientes. Si vas a ver la obra y no quieres conocer algunos detalles, no sigas leyendo…

Es, muy posiblemente, el musical de nuestras vidas. Como rezaba el anterior título de la misma obra musical estrenada en Barcelona en 2011. El musical de nuestros recuerdos, la historia de amor juvenil y pasional de Danny y Sandy ha marcado mucho la infancia y adolescencia del respetable. Es ‘Grease, el musical’.

A este musical acudimos bajo la gran visión y conocimiento al detalle de la versión cinematográfica que catapultara a la fama a John Travolta y Olivia Newton-John en 1978. La gran pantalla quedó enloquecida, pero impedía la inclusión de hasta ocho escenas y temas musicales que sí incluía el musical presentado en Broadway en 1972. Una maravilla que en este 40 aniversario, Vértigo Tours nos haya permitido disfrutar y vibrar con esos ocho temas musicales. Sin dar mucho detalle, Doody deja boquiabierto a más de una y de uno. Su interpretación y la escena al completo. Y como esa, el resto de las ‘novedades’.

Una maravilla que en este 40 aniversario, Vértigo Tour nos haya permitido disfrutar y vibrar con esos ocho temas musicales.

Una versión totalmente vibrante, divertida, carismática, que crea conexión con el público al que se enfrenta, haciéndolo cómplice, manejándolo con confianza y termina metiéndoselo en el bolsillo, a través de varios guiños agradecidos. Si había alguna forma de conmemorar dicho aniversario, esta era sin duda, la mejor forma de hacerlo. Cargada de momentos de mucho humor traducido en carcajadas del público.

Este musical echa el resto en el escenario, lo pone todo para entretener al público, con gran respeto y admiración a la obra, con algunos retoques en varias escenas claves de la función. Se echa de menos algún movimiento que otro que está en la mente de todos, un paso del baile final entre Sandy y Danny con un sensual movimiento de hombros hacia delante y hacia atrás. El cambio en la escena que protagonizan Rizzo y Sandy es totalmente acertado y otorga mayor emotividad que, por ejemplo, en la peli.

Imposible aguantar las ganas de levantar tu brazo al ritmo del ‘Greased Lighting’ o mover el cuerpo con el ‘You’re the one that I want’.

‘Grease, el musical’ cuenta con un magnífico equipo actoral, un gran cuerpo de baile y una asombrosa Rydell Band,y bueno… qué decir del gran interlocutor y presentador Vince Fontaine encarnado por un gran José Antonio Moreno que se hace con el público desde el minuto uno de la obra. Javier Arroyo, Eva Manjón (en la primera sesión de este viernes 7 de febrero era la que encarnaba a Sandy, en lugar de Marta Arteta, ya que es Rizzo y cover de Sandy), Albert Martínez, Ernest Fuster, Esther Peñas, Dídac Flores, Diana Girbau y Bernat Mestre, entre otros, han traído al Teatro Cervantes de Málaga la banda sonora de muchas vidas exitosamente. Un gran trabajo de todo el equipo bajo la dirección musical de Manu Guix, y artística y coreografía de Coco Comín.

Aún en el teatro, es imposible no dar algún pequeño codazo al de al lado mientras movemos el brazo al ritmo del ‘Greased Lighting’ o contornear el cuerpo bajo un final apoteósico con el ‘You’re the one that I want’. En ese momento, ganas no faltan de levantarse y terminar moviéndose al ritmo de estos grandes temas…

Durante más de diez minutos el Cervantes aplaudía en pie al tiempo que movía el cuerpo al mismo ritmo que los chico del Rydell High School.

Y lo conseguimos, ante un inesperado popurrí que hizo las delicias del público, el Teatro Cervantes entero ya se había puesto en pie para aplaudir como merece el resultado de un trabajo bien hecho. Lo que se tradujo en más de diez minutos en los que el público aplaudía en pie al mismo tiempo que movía el cuerpo casi al mismo ritmo que los chicos de Rydell High School. Así fue su despedida, desde el patio de butacas, con el respetable, con el que llevaba varios minutos agradeciéndole su trabajo. Una gran experiencia, como todo el mundo coincide, es ‘Grease, el musical’. Es el Musical.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *