Guzmán arranca de Díaz el compromiso de cambio del modelo de financiación en 2017


Arropado por la mayoría de rectores andaluces y un nutrido número de consejeros del gobierno andaluz, el renovado rector de la Universidad Pablo de Olavide ha tomado posesión de su cargo recordando ante la presidenta Susana Díaz y el consejero Ramírez de Arellano sus principales reivindicaciones: nuevo modelo de financiación para el sistema universitario andaluz y planes de fortalecimiento específicos para la UPO. Guzmán jurando su cargo sobre la Constitución y el Estatuto de Autonomía

Vicente Guzmán ha criticado el actual modelo de financiación, que “nunca nos ha dado la suficiente suficiencia y estabilidad” de ahí que haya solicitado con claridad que la negociación de uno nuevo “no puede aplazarse más” y debe implantarse uno renovado en 2017. Frente a sus compañeros de universidad, Guzmán ha izado la bandera de la Olavide. “Somos una buena universidad pública, con especial vocación de servicio social”. “Hemos demostrado una enorme capacidad de esfuerzo y sacrificio” ha reivindicado. Sin embargo, el rector ha reconocido que “actualmente estamos débiles, mejor que hace cuatro años, pero débiles”. Con esta idea en el aire, el rector se ha armado para exigir a la Junta de Andalucía “medidas especiales de fortalecimiento en personal, investigación e infraestructuras.”

Ha defendido también las universidades públicas andaluzas como “pieza estratégica para el progreso de Andalucía“, si bien ha recordado “los tiempos nos exigen que desde las universidades nos apliquemos no solo para los problemas locales sino también globales”, mencionando el drama de los refugiados o de la inmigración.

El rector ha asumido que su primer mandato ha sido “de los más duros, un contexto hostil de trabajo” para la Universidad Pablo de Olavide, achacándolo a “una serie de medidas legislativas y económicas que han comprometido nuestra capacidad de formación e investigación” en alusión a las políticas del Ministerio de Educación, donde destaca el real decreto 14/2012.

Díaz se compromete a no demorar la negociación del modelo de financiación

La presidenta de Andalucía ha empezado sin perder ocasión de hacer referencia al complejo escenario político nacional. “Contrasta la ilusión de la Pablo de Olavide, que tiene rector, con la frustración de España, que no tiene gobierno” ha comparado Díaz, para hacer a reglón seguido un llamamiento a “buscar soluciones y tender la mano al adversario político, que seguro aporta parte de las soluciones que necesita la gente”.

En respuesta a Guzmán, Diaz ha explicado que “el actual modelo [de financiación], de hace diez años, se hace con otros horizontes y perspectivas. Mi compromiso es de que en el 2017 contaremos con un nuevo modelo acorde a la situación actual.” “Sabemos que si damos los recursos adecuados sin enredos burocráticos, toda esa energía y capital humano se va a dedicar a hacer crecer las universidades y con ellas toda Andalucía” ha argumentado la presidenta.

Díaz ha insistido en que para el gobierno andaluz la investigación y la innovación es una prioridad y ha puesto como prueba la reciente presentación del PAIDI 2020, “una herramienta para que universidad y empresa hablen el mismo lenguaje”. “Es fundamental invertir en investigación para ser competitivos en una economía global y cada vez más salvaje” ha explicado la presidenta, no sin reconocer que la economía andaluza tiene dificultades, reseñando la “hemorragia laboral”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *