Igualdad de género, la reivindicación de la UAL en un 8M marcado por la pandemia

Igualdad de género, la reivindicación de la UAL en un 8M marcado por la pandemia


Con el fin de “concienciar, señalar la discriminación y reivindicar los avances que necesitan las mujeres en el camino hacia la igualdad”, el Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Almería celebró ayer el Día Internacional de la Mujer con una jornada que invitó a toda la comunidad universitaria a reflexionar para alcanzar un futuro más igualitario. Jornada en la que este 2021, al igual que la ONU, la institución almeriense ha escogido el tema ‘Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19’ para celebrar esta efeméride. Un 8M (8 de marzo) que como explicaba la vicerrectora, Maribel Ramírez, ha venido marcado por la pandemia mundial. “Una situación de pandemia que ha afectado a toda la sociedad, pero muy especialmente hay que indicar que ha afectado más a las mujeres”, señalaba. Y es que, añadía Ramírez, “el Covid-19 ha puesto de relieve el papel central de los cuidados, en todos los ámbitos. Esa centralidad del cuidado ha puesto de manifiesto la labor que muchas mujeres desde el ámbito sanitario, de cuidados del hogar o en muchas tareas esenciales, han desarrollado durante este último año. Las mujeres han sido protagonistas en la lucha contra los efectos de la pandemia”.

Asimismo, la pandemia ha puesto también de manifiesto muchas de las situaciones de falta de igualdad que subyacen en los cimientos de nuestra sociedad, pues “la violencia de género y el maltrato a los hijos han aumentado durante estos meses”, señalaba la vicerrectora. Palabras con las que, a su vez, insistía en que “la carga de tareas de las mujeres ha crecido tanto en los ámbitos públicos como en los entornos familiares. Las consecuencias de la crisis económica y laboral que acompañan a la pandemia han afectado en mayor medida a las mujeres, poniendo de relieve la mayor precariedad que sufren en el ámbito laboral”.

En cuanto al ámbito académico, la pandemia ha provocado que la producción científica de las mujeres haya disminuido en este tiempo, “en gran medida porque han estado compartiendo tareas con sus hijos, con sus hijas o con el cuidado de los mayores que generalmente recae en ellas”. Por todo ello, la vicerrectora quiso pedir ayer que este 8 de marzo fuese “un día para la reflexión, para el análisis, para valorar todo aquello que se ha conseguido y para tener muy presente lo que no se ha conseguido todavía. Celebramos este día los logros y avances de la mujer en la sociedad, pero no podemos olvidarnos del carácter reivindicativo que este día merece”.

Las universidades, clave en el camino hacia la igualdad

Durante su intervención, Maribel Ramírez reivindicó el papel de las universidades en la lucha por la igualdad de género. Fruto de esta lucha, “en el ámbito académico se ha conseguido desde la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), al incorporar los valores de género a la hora de la evaluación de los currículos y avances en algunos temas de la Mesa de Género y Universidad, impulsada por el Ministerio de Universidades, en la que en el marco de la CRUE las Unidades de Igualdad de las Universidades Públicas han llevado a cabo un gran trabajo. Sin embargo, a pesar de todos esos avances queda todavía mucho por hacer”.

Por otro lado, en lo relativo a las actividades organizadas para conmemorar este día, ayer mismo tuvo lugar la conferencia ‘Género y tecnologías digitales’ impartida por Cecilia Castaño, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. Una jornada en la que también se dio a conocer el título de los trabajos galardonados en la I Edición de los Premios al Mejor Trabajo Fin de Grado y Mejor Trabajo Fin de Máster en Estudios por la Igualdad y Lucha contra la Violencia de Género de la Universidad de Almería.

Celebración del 8M donde la directora de la Unidad de Igualdad de Género de la UAL, Eva Díez, señaló que, como en años anteriores, “la Universidad de Almería se adhiere al Manifiesto de CRUE Universidades Españolas, que reivindica la necesidad de avanzar en una igualdad efectiva entre mujeres y hombres que nos permita alcanzar una sociedad verdaderamente justa y democrática; así como al Manifiesto elaborado por la Red de Unidades de Igualdad de Género de las Universidades Españolas para la Excelencia Universitaria”.

La conferencia de Cecilia Castaño

El plato fuerte de la jornada organizada ayer por la UAL fue la conferencia ‘Género y tecnologías digitales’ a cargo de Cecilia Castaño, catedrática de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. Charla donde la ponente apuntó que “estamos viviendo en un revolución digital, en la que las mujeres no estamos presentes pese a haber hecho muchas aportaciones”, comentaba al inicio de su ponencia. Así, la catedrática defendió que “aunque es muy importante que cada vez haya más mujeres ingenieras o tecnólogas, no es necesario que todas seamos informáticas o ingenieras pero sí es imprescindible que todas las mujeres contemos con habilidades digitales suficientes para utilizarlas en nuestro trabajo y en nuestra vida personal y, de esa manera, aportar también nuestro talento a la revolución digital”.

De este modo, a lo largo de su charla Castaño fue explicando hasta qué punto la presencia de la mujer es pequeña en el mapa de la revolución digital. Para ello utilizó varios ejemplo, apuntando que en el documento ‘Competencias transformadoras para la igualdad de género en la sociedad y en la economía digital’ que escribió junto a otros expertos en el año 2020, se preguntaban si la mujer estaba presente en la revolución digital y, según los datos recabados, la respuesta fue “no”. Además, destacó que frente al 67% de las mujeres que ocupan actividades sanitarias y de servicios sociales o el 66% que ocupan puestos en el ámbito de la educación, solo un 15% son especialistas en Tecnologías de la Información y Comunicación, un 23% ocupa un puesto en el sector digital, un 17% en la industria del videojuego y solo un 6% tiene un puesto directivo en el sector de TIC y contenidos.

Además, existe una escasa presencia de mujeres en los “sectores frontera” de la innovación tecnológica. Solo un 18% está al frente de proyectos de Inteligencia Artificial, un 6% en desarrolladores de aplicaciones móviles, otro 6% se encarga del diseño de software o un 11% ocupa cargos relacionados con la ciberseguridad en el mundo (un 7 por ciento en Europa).

Por tanto, “pese a los avances de los últimos años que han propiciado que en la actualidad nos encontremos con la generación femenina más preparada de la historia y frente a una expansión de las oportunidades de empleo en la economía digital y de la búsqueda de talento femenino, la brecha digital es una realidad”, comentaba Cecilia Castaño dado que los datos reflejan que la participación femenina en estudios TIC retrocede cada año. En este sentido, apuntaba que “las mujeres abandonan el sector TIC y reorientan su carrera profesional, y sigue habiendo una sobrerrepresentación femenina en entornos sociales, humanísticos o biosanitarios, mientras que hay una infrarrepresentación en el mundo tecnológico”.


Compartir