23.2 C
Málaga
21 junio, 2024
AndalucíaGranada

La crisis del Covid-19, una crisis que genera pesimismo, desesperanza y sensación de irrealidad

Impacto del confinamiento

El confinamiento en el hogar constituye una situación sin precedentes recientes en este país, y una experiencia traumática que está afectando al bienestar físico y psicológico de la población. A lo largo de estos meses se han desarrollado diversos estudios para profundizar en los efectos de este impacto. La Universidad de Granada ha participado recientemente en un estudio sobre las consecuencias psicológicas del confinamiento. El objetivo es obtener datos precisos y contrastados que permitan diseñar líneas estratégicas y acciones para afrontar estos efectos. Cerca de 7.000 personas de toda España han participado en este estudio.

Esta investigación, liderada por la Universidad del País Vasco (Euskal Herriko Unibertsitatea) cuenta con investigadores de las universidades de Barcelona, Murcia, Miguel Hernández, la UNED y la granadina. Así como con el apoyo del Ministerio de Universidades Accede aquí al informe completo. Los expertos participantes en este proyecto señalan que la paralización de la actividad económica, el cierre de centros educativos y el confinamiento durante semanas ha supuesto una situación extraordinaria con múltiples estímulos generadores de estrés. De esta manera el estudio, de tipo cualitativo y cuantitativo, incluye dos estudios que han contado con la participación de un total de 6.829 personas de entre 18 y 92 años de todas las Comunidades Autónomas.

En el primero de los estudios, se han realizado entrevistas en profundidad a 40 personas, lo que ha permitido aportar información más detallada sobre el grado de afectación psicológica generado por el confinamiento, y profundizar en las principales áreas de preocupación desde las respuestas manifestadas por las personas entrevistadas. El segundo estudio ha consistido en la elaboración y difusión de un cuestionario online, diseñado a partir del estudio anterior, para encuestar a una muestra representativa de 6.789 participantes, lo que ha permitido obtener conclusiones generalizables a la población española.

Datos sobre los efectos del confinamiento

El 46% de las personas encuestadas afirman que han experimentado un aumento en su malestar psicológico general, un porcentaje que ha sido mayor en el caso de las personas afectadas por Covid-19, en las mujeres y en las personas más jóvenes. A su vez, destacan también las sensaciones de irrealidad entre la población que ha participado en la investigación. El 38% de hombres y el 48% de mujeres informaron de un aumento de esta sensación. Tomando como referencia los indicadores de ansiedad y miedo, destaca el porcentaje de personas en las que se ha incrementado la incertidumbre (78%) mayor entre aquellas que han tenido sintomatología o diagnóstico de Covid-19 y entre las que han perdido su empleo temporal o definitivamente. Asimismo, llama la atención el incremento de los sentimientos depresivos, pesimistas o de desesperanza, que se ha producido en el 43% de la población. :

Algunas de las conclusiones apuntan a que disminuye el optimismo, la confianza y los sentimiento de vitalidad y energía. Mientras que aumentan los sentimientos pesimistas, la irritabilidad y el enfado

Por otra parte, un 44% de los participantes ha manifestado en el estudio que ha disminuido su optimismo y confianza. Las personas que han visto empeorada su situación laboral, las que han tenido sintomatología o diagnóstico de Covid-19, y las mujeres, vuelven a ser los grupos en los que este porcentaje ha sido mayor. Los sentimientos de vitalidad y energía han empeorado, ya que un 49% manifiesta que han disminuido. De nuevo, este efecto es mayor en mujeres, en grupos más jóvenes, en personas afectadas por la enfermedad, con peor situación laboral y en zonas con mayor incidencia de la pandemia.

En general, se ha observado un aumento de los sentimientos de irritabilidad y enfado (47%) y delos cambios de humor (45%). Con respecto a los cambios conductuales, los resultados más destacables son que más del 40% de las personas participantes señalaron que ha incrementado el consumo de alimentos de alto contenido calórico, mientras que el 46% redujo la práctica de ejercicio físico, siendo esta reducción más notable a medida que crece la edad. También resulta destacable el gran porcentaje de personas que ha utilizado en mayor medida las redes sociales (superior al 70%),el de personas que dedica más tiempo a ver la televisión (67%), y el mayor uso de videojuegos, especialmente entre los más jóvenes (llegando a un 64%).


Compartir

Otras noticias de interés

El kéfir, un ‘superalimento’ bajo el microscopio

Aula Magna

La vegetación de zonas áridas, nueva protagonista en Cienciajazz

Alexis Ojeda

Vuelve el concurso Spin-Off de la UMA para enfrentar los retos del futuro

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies