Una investigación luchará contra la violencia de género a partir de la experiencia de los hijos de las víctimas


Cientos de mujeres pierden la vida anualmente en España por ser víctimas de violencia de género, una terrible realidad contra la que toda la sociedad debe unirse con el objetivo de ponerle fin. Quizá por ello la Universidad de Granada ha puesto en marcha una investigación con la colaboración del Ayuntamiento de Granada y la Diputación Provincial, que tendrá como principal finalidad establecer estrategias de intervención adecuadas en estos casos de violencia a partir de la vivencia y experiencia de los hijos de las víctimas.

En la misma participarán niños de entre 9 y 12 años, hijos de mujeres que han sido víctimas de violencia de género, los cuales recibirán asistencia psicosocial por parte de las tres instituciones. Esta asistencia se realizará mediante sesiones individualizadas y grupales que pretenderán paliar los efectos de la violencia de género y cambiar actitudes que no reproduzcan de nuevo dichas conductas. Tanto el Ayuntamiento de Granada, a través del Centro Municipal de Información a la Mujer, como la Diputación, mediante su Red Provincial de Servicios Sociales Comunitarios, pondrán en conocimiento de la institución académica, tras atender a las madres, los menores que pueden recibir esta prestación asistencial, que será base de dicha investigación.

Este trabajo establecerá por tanto causas y efectos de las conductas violentas y determinará estrategias de intervención adecuadas, aportando información precisa y rigurosa, “podremos planificar estrategias de reducción de esa violencia y ofrecer programas de intervención para prevenir y paliar los efectos nocivos de estas conductas en los más pequeños y sus madres”, explicaba Francisco Cuenca, alcalde del Ayuntamiento de Granada. Pilar Aranda, rectora de la UGR, firma la renovación del convenio junto a Francisco Cuenca y José Entrena.

El alcalde ha presidido la firma de la renovación del convenio de colaboración en esta materia, que se realizó en 2015 y que ahora posibilita el desarrollo de esta investigación.  En el acto también han estado presentes Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada, y José Entrena, presidente de la diputación granadina, lo que pone de manifiesto el “compromiso de todas las instituciones para no mirar para otro lado ante esta lacra social que nos llena de espanto”, añadía Cuenca.

Mediante este convenio se ofrecerá además asistencia personalizada a las madres víctimas, “facilitándoles los recursos para ejercer la maternidad en un contexto libre de violencia, tras años en los que han sido anuladas”, explicaba Francisca Jiménez, decana de la Facultad de Psicología y responsable de la citada investigación.

Así se pretenderá conseguir un “protocolo de prevención especializado”, según Francisco Cuenca, y “una atención a largo plazo”, tal y como relataba Pilar Aranda. Por su parte, la Diputación de Granada será la encargada de difundir la información sobre el programa, a través de la red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios que prestan sus servicios en los municipios de la provincia, para facilitar el acceso al mismo. Estos valorarán la situación y derivarán a las potenciales personas destinatarias del programa de intervención psicosocial, y por tanto la muestra de la que se compondrá la investigación.

Un programa del que podrían beneficiarse más de 500  mujeres, ya que según datos aportados por el alcalde, el Centro Municipal de Información a la Mujer atendió a 554 mujeres, a las que se les proporcionó atención psicológica, con 1384 sesiones, y consultas jurídicas y sociales, con 269 intervenciones.

Sensibilización y prevención

También se ha referido al Plan de Sensibilización y Prevención de la Violencia de Género  que incluye, entre otras medidas, la colaboración con ayuntamientos y otras entidades públicas prestando apoyo en la intervención y en la prevención secundaria contra la violencia de género mediante la atención a mujeres inmersas en conflictos de pareja o en situación de vulnerabilidad, así como la detección, derivación y apoyo a través de personal especializado a los menores víctimas directas o indirectas de violencia de género.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *