Investigadores de la UAL buscan variedades de calabacín más resistentes

Investigadores de la UAL buscan variedades de calabacín más resistentes


Con el objetivo de obtener variedades de calabacín más resistentes y mejores, investigadores de la Universidad de Almería y de la Universidad Politécnica de Valencia están trabajando en el desarrollo de distintos tipos de plantas capaces de resistir al virus del rizado de la hoja del tomate de Nueva Delhi (ToLCNDV). Un virus que apareció en la provincia en la campaña 2012/2013 produciendo un importante daño en cultivos de calabacín y melón. Su infección causa, entre otras cosas, el rizado y amarilleo de las hojas, la detención del crecimiento de la planta y una rizadura suave en la piel del fruto.

Un virus que activó distintas iniciativas biotecnológicas para frenar su avance y reducir su impacto, centradas en el desarrollo de variedades resistentes al mismo. Y es que, aunque en la actualidad no existen resistencias en el calabacín (Cucurbitapepo), sí se han descubierto fuentes de resistencia en una especie próxima, la calabaza (Cucurbitamoschata), también cultivada.

Objetivo: obtener mejores variedades de calabacín

El trabajo realizado por la UAL y la UPV sobre mejores variedades de calabacín se titula ‘A Major QTL Located in Chromosome 8 of Cucurbitamoschata Is Responsible for Resistance to Tomato Leaf Curl New Delhi Virus’, y ha sido recientemente publicado en ‘Frontiers in Plant Science’. Proyecto que estudia la base genética de la resistencia al virus ToLCNDV en C. moschata. De este modo, con una estrategia basada en el uso de marcadores moleculares y secuenciación, se identifica una región del cromosoma 8 ligada a la resistencia. Este es el paso previo necesario para iniciar la introgresión de la resistencia en el calabacín, con el objetivo de desarrollar variedades de calabacín resistentes.

Señalar que este proceso, realizado habitualmente por centros de investigación y por empresas dedicadas a la mejora genética, se sustenta en la actualidad en el uso de marcadores moleculares y estrategias de secuenciación. Elementos que permiten seleccionar plantas no susceptibles al virus; es decir, que no desarrollen la enfermedad.

Por tanto, este trabajo con el que se intenta obtener nuevas y mejores variedades de calabacín pone de relieve la importancia de este tipo de estrategias biotecnológicas puestas al servicio de la agricultura, que deben ser potenciadas como base de un modelo económico altamente competitivo. Un trabajo desarrollado por la institución almeriense y la Universidad valenciana que se desarrolla en el marco de varios proyectos de investigación (AGL2017-85563-C2-1-R y RTA2017-00061-C03-03) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades; cofinanciados con fondos FEDER, y PROMETEO 2017/078, financiado por la Generalitat Valenciana.


Compartir