Investigadores de la UJA realizan los trabajos preliminares para restaurar la muralla de Jaén

Investigadores de la UJA realizan los trabajos preliminares para restaurar la muralla de Jaén


Investigadores de la Universidad de Jaén están realizando los trabajos preliminares para restaurar la muralla de Jaén, obra de 1,3 millones que cofinancia la UE. El Ayuntamiento de Jaén está inmerso en esta restauración que se enmarca en el proyecto de consolidación de este enclave y su recuperación para la ciudad y que se encuadra dentro del marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI) de Jaén, una actuación estimada en 1,3 millones de euros cofinanciada por la UE a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) al 80%.

El concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico, José Manuel Higueras, ha explicado que esta muralla “sufre un gran deterioro que ha provocado incluso la desaparición de alguno de sus muros y la coronación de gran parte de la muralla medieval, principalmente debido a que en los últimos 40 años no se han realizado labores de mantenimiento, conservación y consolidación”.

Los trabajos que se están llevando a cabo recaen en un grupo de investigación de la Universidad de Jaén, como paso previo a la redacción del proyecto de restauración y recuperación de la muralla, y para los que se han destinado 65.000 euros. Esta actuación se suma a la documentación gráfica que se recogerá de la muralla con técnicas fotogramétricas y de láser 3D de alta resolución y que permitirán generar un modelo sobre cómo se encuentra este amplio tramo de muralla.

Se trata de realizar pruebas diagnósticas y conocer el proceso evolutivo y las fases de construcción/destrucción por las que ha pasado este inmueble.

Este tramo de muralla medieval, catalogada como BIC (Bien de Interés Cultural), es uno de los escasos fragmentos visibles de la muralla que protegía la ciudad desde la etapa islámica. Discurre con dirección sur-norte, desde los alcázares de la cima del cerro Santa Catalina, hasta el llamado carril de la Llana y cierra el cerro y la ciudad por el oeste.

Se trata de un bien patrimonial “complejo” que según ha especificado Higueras, “requiere de una metodología precisa para afrontar los trabajos de restauración y puesta en valor, desde una óptica global”, por lo que se ha hecho imprescindible realizar un conjunto de estudios técnicos preliminares a la redacción de este proyecto de intervención para revertir el gran estado de deterioro que sufre.

El concejal de Cultura y Patrimonio ha anunciado que desde el Ayuntamiento “se ha realizado ya el desbroce y retirada de arbustos, así como la limpieza del terreno y eliminación de la vegetación para la correcta visualización del BIC y su posterior documentación gráfica, pasando incluso por el estado de la piedra”.

El edil de Cultura ha puntualizado que además, dentro de estos trabajos previos, “está previsto realizar también un estudio geotécnico para conocer la composición del suelo donde asientan los cimientos de la muralla y evaluar la estabilidad de la misma”.

Para llevar además estrategias de consolidación y restauración de la muralla, Higueras ha especificado que se ha contratado un estudio de caracterización de materiales utilizados en su construcción. También ha sido fundamental la contratación de un estudio específico de estabilidad estructural y un amplio informe de patologías.

El concejal de Cultura y Patrimonio ha anunciado que, “una vez obtengamos los resultados de estos trabajos concretos para los primeros meses del próximo año, “se realizará una lectura estratigráfica que nos permitirá obtener el conocimiento sobre las distintas fases por las que ha pasado este bien cultural hasta llegar a la actualidad”.


Compartir