Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos desarrollan el primer tratamiento de desinfección de aguas residuales

Investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos desarrollan el primer tratamiento de desinfección de aguas residuales


Jaime Riveiro Fernández

El Centro de Investigación de la Energía Solar de la Universidad de Almería y la Universidad Rey Juan Carlos han llevado a cabo este modelo pionero en todo el mundo mediante el proceso foto-Fenton.

El estudio titulado “Mechanistic modelling of wastewater disinfection by the photo-Fenton process at circumneutral pH” se ha publicado en la revista “Chemical Engineering Journal”. En la gaceta se han precisado los detalles del innovador modelo que supone un avance muy importante en el diseño de los mismos, que nace gracias a la colaboración habitual entre las instituciones y por el cual están interesados multitud de empresas.

En este contexto, la investigación radica en la reutilización de las aguas residuales a través del proceso foto-Fenton, una alternativa a las transformaciones convencionales mediante radiación UVC, ozonización y cloración. Esta se basa en la generación de radicales oxidantes gracias al agua oxigenada y también produce hierro y luz ultravioleta visible, pero en pequeñas cantidades. De esta forma, se puede aprovechar la luz solar, haciendo que este proceso sea idóneo para aquellas zonas secas y con gran disponibilidad de luz solar.

La aplicación del modelo se ha confirmado con éxito por medio de datos experimentales de inactivación de la bacteria E. coli, indicador por excelencia de contaminación fecal. Así, se permite predecir la desinfección a través de la radiación solar y oxidación basada en los radicales hidroxilo individuales y en sus combinaciones sinérgicas, característica principal del proceso foto-Fenton. Últimamente, el interés mundial ha ido creciendo en cuanto a la aplicación del método foto-Fenton, llegando a publicarse cuarenta artículos al año en revistas científicas de prestigio.

Dentro del marco del cambio climático, el ahorro y reutilización del agua es una obligación reconocida mundialmente para acabar con el problema de la escasez de agua. En este sentido, transformar aguas residuales conlleva al ahorro de otros tipos más necesarios y a la reducción de la contaminación. Sin embargo, existen alrededor de 70 regulaciones dedicadas a controlar la reutilización de aguas residuales y a defender el principal uso final de estas, la agricultura. En definitiva, es de suma importancia el hecho de contar con diferentes procesos para conseguir la desinfección de aguas residuales de forma eficiente, sostenible y económica.


Compartir