Isidro Martínez: “Sentimos que querían liarnos en el Ministerio para que cerrásemos la petición”


El miércoles cientos de jóvenes de la localidad gaditana de San Fernando comenzaron el nuevo curso. Tres de ellos, Isidoro Martínez, Ana Paula García y Teresa Santiago comenzaron las clases más cansados que el resto de sus compañeros, la noche antes se encontraban en un autobús de vuelta de Madrid, por la tarde se habían reunidocon el ministro en funciones de educación para hacerle entrega de más de 250.000 firmas en contra la aplicación de las reválidas que se establecen en la LOMCE para los estudiantes de 4º de ESO. Del Ministerio se llevaron una negativa, pero eso no ha aplacado sus ganas de seguir peleando por la abolición de una reforma educativa que consideran injusta.

Isidoro, la idea de crear la petición de firmas contra las reválidas fue tuya ¿De dónde surge esta idea?

En el instituto nos explicaron a finales del curso pasado la nueva ley de educación. Yo en ese momento no le di importancia porque aún no se había aprobado. Cuando se aprobó fui a twitter y vi la indignación de la gente, que se había convertido en trending topic y decidí crear la petición en Change.org. Que era la página que conocía ya había firmado peticiones anteriormente. Luego más tarde le pregunté a Ana Paula y a Teresa sin querían ayudarme. En este momento nos dedicamos sobre todo a contestar las preguntas relacionadas con la petición.

En apenas dos meses habéis obtenido más de 250.000 firmas ¿Esperabais ese apoyo?

I: Al principio creíamos que íbamos a conseguir entre 1.000 y 2.000 firmantes, pero desde Change.org nos han ayudado con la difusión y ese primer día conseguimos 100.000 firmas. Sin su ayuda no habría sido posible, de hecho, pudimos ir a Madrid gracias a ellos ya que fueron los que gestionaron el viaje.

¿Cómo fue vuestra reunión en el Ministerio de Educación?

I: No pudimos entrar por la puerta principal del ministerio, entramos por el registro donde dejamos las cajas con las firmas. Allí nos recibió un asesor del ministro que nos confirmó que nos íbamos a reunir con él los tres solos. Pero fue un poco extraño. Lo primero que nos dijeron los asesores del ministro fue que las reválidas no existían, que se trataba de una evaluación externa sin efectos académicos, pero hablando con Méndez de Vigo nos dijo lo contrario, que de suspenderse habría que volver a examinarse.

Ana Paula: No confiamos mucho en lo que se nos dijo. Luego se hicieron un lío y nos dijeron que realmente se trataban de pruebas para evaluar al centro, de los profesores, no nos quedó nada claro. Nos dio la sensación de que lo que querían era confundirnos para que al salir cancelásemos la petición, somos un estorbo para ellos y por eso intentaron mentirnos.

Teresa: Lo que nos dijo el ministro en funciones fue que iban a intentar conseguir un pacto por la educación nacional para que durante 10 años no hubiese más cambio en las leyes sobre la educación.

Habéis vuelto a San Fernando con un no por parte del Ministerio pero la petición sigue activa…

I: Nosotros queremos volver a Madrid. Queremos llegar a las 500.000 firmas para intentar ganar, no vamos a abandonar. Así ya habría que llevarlo al parlamento para que se discuta el asunto, aunque esperamos que para entonces ya haya un gobierno.

Consideráis que la LOMCE no es una ley justa ¿Qué ley educativa es la que os gustaría conseguir?

T: Una en la que se tuviese en cuenta la opinión de profesores y alumnos. Que nos pregunten a nosotros que somos los que vamos a estudiar.

I: Que para ello se realizase algún tipo de encuesta a nivel nacional para que se escuchen los diferentes pensamientos, eso sería más justo. Ellos son los que deciden y hacen las leyes pero a partir de nuestras ideas.

T: Los niños no sabemos si somos de un partido o de otro, estamos en un momento muy cambiante y no tenemos claro lo que queremos ser de mayor.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *