Jesús Maldonado, Delegado de la Facultad de Ciencias de la UGR, “Desafortunadamente las Simulaciones de la ONU en España son muy desconocidas”


El joven ha sido galardonado con la Mención Honorífica Masculina en el Torneo Internacional de Debate de la Universidad de Salerno, Italia

Jesús Maldonado, estudiante de Doble Grado de Ingeniería Informática y Matemáticas, Delegado de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada y miembro de la Asociación de Debate BABEL, ha sido reconocido con la Mención Honorífica Masculina en el Torneo Internacional de Debate 2016 que realizó la Universidad de Salerno, y que se trataba de una Simulación de la ONU, en la que los distintos participantes debían representar a un país, dialogando así con otros estudiantes los diferentes posicionamientos políticos del país adjudicado en relación a temas muy específicos de interés global, como puede ser el liderazgo o el medio ambiente, con el objetivo de llegar a acuerdos aprobados por resoluciones que los propios estudiantes debían elaborar. Este tipo de Torneos son muy conocidos en gran parte del mundo, pero en España apenas se habla de ellos, salvo en las asociaciones de debate.


El evento duró una semana, desarrollándose entre los días 9 y 15 de octubre y el alhameño, que se encontraba de ERASMUS, no dudó ni un segundo en ser partícipe de la competición, en la que concursaron estudiantes de hasta trece países distintos. Maldonado tampoco ha dudado en atender a Aula Magna para contarnos con detalle cómo ha sido la experiencia. Esto es lo que nos ha contado.

 

¿Cómo surgió la idea de participar en el torneo? ¿Qué te motivó?

La idea surgió cuando la Universidad de Salerno contactó con los estudiantes ERASMUS para ver si querían participar en su Torneo de Debate. Me puse a investigar sobre el torneo y me di cuenta de que, aunque desconocido para los españoles, tenía muchísimo renombre a nivel Europeo. Además, el año pasado fui Vicepresidente de la Asociación de Debate BABEL de la Universidad de Granada y aunque participé en varios Torneos Nacionales de Debate Académico, esta era la primera vez que iba a participar en una Simulación de la ONU y, sinceramente, viendo las características de este torneo me asusté un poco al principio por si se me quedaba demasiado grande. Por suerte, soy del tipo de persona que dice que para aprender, tienes que caerte diez veces antes, así que me apunté sin dudarlo.

 

¿En qué consistió exactamente?

Tras inscribirme, se me asignó un país y una comisión de la ONU. El país fue ‘Noruega‘ y la comisión fue la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, ‘UNEA’. Por tanto, antes del Torneo tuve que estudiarme los diferentes posicionamientos políticos que tiene Noruega ante dos temas relativos al medio ambiente y un tema general para todos los participantes del Torneo que era ‘Reconsiderar el Liderazgo Global’, para poder defenderlos durante 1 semana que duraba el Torneo.

  Jesús Maldonado posando junto a un panel del Torneo

¿Cómo ha sido la experiencia?

Al principio mal, no puedo engañar a nadie. La primera mañana apenas sabía qué hacer ni qué decir, pero aún quedaban 6 días por delante. Tras ver más o menos cómo se desenvolvía todo el mundo fui aprendiendo rápidamente; y recordando todo lo que había estado aprendiendo con BABEL y lo mucho que me había enseñado el Presidente, Pepe Herrero, que es Subcampeón Mundial de Discursos, enseguida empecé a encabezar la comisión en la que estaba y a disfrutar de cada segundo en el Torneo.

 

¿Eras el único participante español?

Desafortunadamente sí. Y no lo digo por haber querido tener otros españoles conmigo, sino porque en España el tema de las Simulaciones de la ONU aún no es muy conocido a menos que estés en un club de debate de alguna universidad. Hay países como Suiza o Finlandia en los que estas simulaciones son unas de las actividades más comunes para estudiantes en los institutos. De hecho, varios de los participantes habían estado en más de una decena de estas simulaciones ya que empezaron cuando tenían 14 o 15 años.

 

¿Esperabas la mención?

Para nada. Sé que mejoré bastante en el transcurso del Torneo, pero teniendo en cuenta el nivel que tenían el resto de participantes jamás pensé que me la otorgasen a mí. De hecho, la Mención de Honor Femenina se la llevo una chica que participaba en simulaciones de la ONU desde los 14 años.

 

¿Qué valoración haces del reconocimiento?

Estoy muy contento por el premio y por todo el trabajo, sobretodo previo al Torneo, que he hecho. Por supuesto me ha motivado muchísimo a seguir participando en Simulaciones de la ONU y espero este curso poder asistir a alguna más fuera de España.

 

¿Cómo valoras el aprendizaje?

Han sido siete días en los que, aparte de nuestras sesiones del Torneo, hemos tenido conferencias con ex-Ministros, Embajadores, altos cargos del Banco Mundial, Presidentes Ejecutivos de algunas empresas más importantes del mundo e incluso con Asesores de la ONU que han venido a hablarnos sobre el tema principal del Torneo. Viendo a  este tipo de gente hablando sobre temas que dominan tanto, la verdad que me hace desnivelar la balanza al respecto de aquello a lo que me quiero dedicar en mi futuro.

 

¿Qué destacarías que más has aprendido?

Por supuesto, aparte del funcionamiento de la ONU, que fue primordial para poder participar en el Torneo, creo que lo que más debo destacar de lo aprendido es que he aprendido a confiar en mí mismo. Día a día nos enseñan en la Universidad, en el Instituto o en el Colegio un montón de cosas que no sabemos para que nos pueden servir, ni siquiera en nuestra carrera; y no es hasta el momento de poner los conocimientos en práctica cuando nos damos cuenta que la mayoría de esas cosas de las que tanto nos quejábamos a la hora de aprenderlas son las que más nos ayudan, porque son la base para el resto del conocimiento.

 

¿Ves tu futuro ligado a este tipo de proyectos?

Bueno, por un lado estoy estudiando un Doble Grado de Ingeniería Informática y Matemáticas, por lo cual mucha gente se sorprende cuando me ve participando en este tipo de eventos a los que suelen asistir sobretodo estudiantes de Derecho, de Relaciones Internacionales o de Ciencias Políticas. Y por otro lado soy representante estudiantil en mi Facultad, en mi Universidad y a nivel nacional en la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas. Aunque ahora mismo solo sé que me encantan ambas partes de mi vida por muy diferentes y heterogéneas que sean, si tuviese que decantarme por uno de los dos lados en un futuro, no sabría qué hacer. Por lo pronto seguiré compaginando ambas partes hasta donde pueda y, cuando llegue el momento de elegir, improvisaré.

 

¿Algo que quieras destacar?

Bueno, hay una frase que a mí me gustaría decir a todos los estudiantes universitarios o futuros estudiantes universitarios que lean este artículo, que dice “No pases por la Universidad sin dejar que la Universidad pase por ti”. Y esta frase me gusta mucho porque nos enseña que no solo debemos ir a la Universidad a sacarnos un título, sino que debemos aprovecharla al máximo, con todas y cada una de las oportunidades que nos ofrece día a día. Porque la Universidad no es un edificio al que vamos a recibir unas clases magistrales, sino que es una institución académica que nos hace a los estudiantes partícipes en nuestra propia educación. Jesús Maldonado junto al resto de participantes del Torneo


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *