Junta, rectores y estudiantes andaluces secundan la decisión de aplicar una moratoria al ‘3+2’


Los rectores de las universidades públicas andaluzas, los estudiantes y la Junta de Andalucía han acordado hoy secundar la decisión tomada ayer por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) de aplicar una moratoria de dos años para la implantación del denominado ‘3+2’, a raíz de la aprobación el pasado viernes del Real Decreto del Ministerio de Educación que permite a las universidades ofertar, de manera voluntaria, grados de 3 años en lugar de los 4 actuales, y másteres de 1 ó 2 años. Real Decreto que hoy mismo ha sido publicado en el BOE y que puede consultarse en este enlace.

Así se ha decidido en el seno de la Comisión Académica del Consejo Andaluz de Universidades (CAU) celebrada hoy en Sevilla, que ha estado presidida por la propia presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y que ha contado con la participación de los rectores de las 10 universidades públicas y del presidente de la Coordinadora Andaluza de Representantes de Estudiantes (CARE), Fabricio Saquilán, éste último en calidad de invitado.

Al término de esta reunión del CAU, el rector de la Universidad de Cádiz y presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA), Eduardo González, ha señalado que este acuerdo “supone mantener la estabilidad académica del sistema, el apoyo a los grados de 4 años y la aplicación de una moratoria activa para no generar incertidumbre y confusión”.

De esta manera, y según ha resaltado el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta, José Sánchez Maldonado, Andalucía “rechaza la aplicación inmediata de esta reforma, que rompe el principio de igualdad, nace sin consenso de la comunidad educativa y supone un nuevo recorte encubierto del gasto público al encarecer la factura universitaria de los estudiantes y disminuir la financiación pública en, se estima, más de 800 millones de euros”.

“La reforma planteada por el Gobierno ataca la igualdad de oportunidades del sistema educativo público, ya que los estudiantes de menos recursos pueden buscar refugio en esta opción quedándose en el Grado, con una menor preparación y una mayor dificultad de acceso al mundo laboral”, ha destacado el consejero.

Incidencia en el profesorado y movilizaciones estudiantiles

De igual manera, Sánchez Maldonado ha resaltado que el cambio de modelo “viene sin un cambio global de las políticas universitarias y sin consenso político y académico que lo sustente”, a la par que ha alertado de los costes sociales, académicos, legales y administrativos que puede suponer esta reforma, “que puede tener una incidencia negativa en las plantillas del profesorado universitario“.

Por su parte, al término del CAU, el presidente de la CARE -y presidente del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Almería-, ha señalado a Aula Magna que los estudiantes andaluces están en contra de esta reforma, y que siguen defendiendo “la homogeneidad del sistema”; a la par que ha anunciado movilizaciones estudiantiles durante el segundo cuatrimestre para mostrar el rechazo al ‘3+2’, en coordinación con las organizaciones estudiantiles a nivel nacional.

Loyola Andalucía y la nueva CREA

Por otro lado, y aunque aún no forma parte del CAU, desde la única universidad privada existente en Andalucía, la Loyola Andalucía (con sede en Córdoba y campus en Córdoba y Sevilla) se ha señalado a este periódico que también se remiten a lo señalado ayer por la CRUE.

Igualmente, la nueva Conferencia de Representantes de Estudiantes de Andalucía (CREA) -que ayer quedó constituida formalmente por los consejos estudiantiles de las universidades de Jaén, Sevilla y Granada-, también se ha posicionado hoy en contra del ‘3+2’.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *