La ciencia se hizo magia en ‘La Noche Europea de los Investigadores’



Interactuar con un robot, tocar una célula o pasear junto a Averroes. Estas son algunas de las 423 actividades que se pudieron disfrutar durante La Noche Europea de los Investigadores el pasado 26 de septiembre en las ocho provincias andaluzas.

Más de 1.000 investigadores de las universidades de Andalucía fueron protagonistas de esta tercera edición científica que se consolida como la gran cita de los científicos con el público. Tanto es así que este año la novedad fue cambiar los entornos estrictamente académicos por emplazamientos cercanos a la ciudadanía. A pesar de las inclemencias del tiempo en varias provincias, muchos fueron los curiosos que acudieron a la llamada de la ciencia.

Más de 350 ciudades de toda Europa participaban en esta jornada de forma simultanea. Un éxito de coordinación internacional al que cada enclave trató de hacer que fuese un evento atractivo. En Andalucía, coordinados por la Fundación Descubre, se ofreció una diversidad de actividades dirigidas a todo tipo de públicos.

En Cádiz el evento se traslado hasta los Claustros de Santo Domingo en Jerez de la Frontera. Allí se reunieron más de 80 investigadores de la Universidad de Cádiz y 75 voluntarios que se encargaron de exponer a los asistentes las 26 actividades programadas. Los talleres dirigidos a niños fuero un éxito, donde los más pequeños pudieron jugar a ser arqueólogos, científicos o poner a prueba sus cinco sentidos.

Más de 4.000 personas, según la organización, participaron en Córdoba, donde la Universidad de Córdoba (UCO), el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CISC) y el Jardín Botánico de Córdoba organizaron una veintena de actividades divulgativas, que tuvo como escenario principal, y en el que se registró una mayor afluencia de público, la ‘Feria de los Ingenios’ celebrada en el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba. Casi de un centenar de investigadores preesentaron ante un numeroso público infantil y adultos los resultados de sus investigaciones, guiados por siete grandes sabios andalusíes -interpretados por actores- de la talla de Maimónides, Averroes, Alfonso X el Sabio, Ibn Firnas y AlGafequi.

En Granada, el Paseo del Salón se convirtió en territorio de los investigadores. Allí, niños y mayores pudieron participar en diversos microencuentros y talleres para aprender a través de los expertos como se mide el ADN o conocer como es de saludable el consumo de frutas a través de la ciencia.

Plaza Nueva se convirtió en el centro neurálgico para la jornada más científica del año en Sevilla. La US y la UPO se unieron al CSIC para sorprender a los visitantes de las céntricas calles hispalenses diversos talleres científicos y mostrar sus investigaciones de la forma más atractiva.

En respeto al fallecimiento del ex alcalde Pedro Aparicio, en Málaga se suspendió la presentación del evento y los actos musicales. A pesar de ello, más de 5.000 personas acudieron a disfrutar de las más de 30 actividades disponibles en la Cofradía de Estudiantes y Calle Alcazabilla.


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *