La CRUE se compromete a que ningún estudiante con diversidad quede fuera del sistema por la pandemia

La CRUE se compromete a que ningún estudiante con diversidad quede fuera del sistema por la pandemia


La pandemia de la COVID19 ha aumentado las dificultades de las personas con diversidad. Desde la Conferencia de Rectores de las Universidad Españolas (CRUE Universidades Españolas) han subrayado su compromiso con los distintos colectivos para que ningún miembro de la comunidad universitaria se quede fuera por motivos de la crisis sanitaria.

En el Sistema Universitario Español, el estudiantado con diversidad matriculado en estudios de Grado representa el 1%, una cifra similar al porcentaje de este colectivo dentro del personal docente e investigador (PDI), que es del 0,9%, mientras que este se eleva al 2,5% entre el personal de administración y servicios (PAS).

Dentro de los actos de Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020, que este año se celebra bajo lema «Un día para todos», la CRUE ha intensificado su labor para que ninguna persona con diversidad se quede fuera del sistema. En este sentido, desde el inicio de esta situación sobrevenida, el pasado curso académico, CRUE- Docencia elaboró una serie de recomendaciones para que la rápida transición a la docencia no presencial no excluyera al estudiantado con discapacidad o necesidades educativas especiales. Las universidades establecieron medidas para la adecuación, tanto de las guías docentes como de los sistemas de evaluación, a las modalidades no presenciales para garantizar la igualdad de oportunidades del estudiantado con discapacidad.

CRUE también ha jugado un papel clave en la defensa de los intereses de todas aquellas personas que, a finales del curso pasado, tuvieron que realizar las pruebas de acceso a la Universidad (EvAU). Gracias a la labor del Grupo de Trabajo de Diversidad y Discapacidad de Crue-Asuntos Estudiantiles y la Comisión Permanente y Ampliada de la Red Servicios de Atención a Personas con Discapacidad en las Universidades (SAPDU), las universidades mantuvieron su compromiso con la accesibilidad universal, la no discriminación y la igualdad en la adaptación de estas pruebas a las directrices de las autoridades sanitarias y educativas.

En este contexto, también conviene recordar la colaboración de CRUE con la Fundación ONCE para la puesta en marcha este curso, por quinto año consecutivo, del programa de becas para la realización de prácticas externas remuneradas, destinado a universitarios y universitarias con discapacidad, que cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. La convocatoria 2020-2021, que finalizó el pasado 30 de octubre, pretende mejorar la carrera profesional de 300 universitarios con discapacidad, facilitándoles acceso a una primera experiencia laboral.

Campaña #ImpulsoSAPDU

Este año, la CRUE se ha sumado al agradecimiento por el trabajo de la Red SAPDU, integrada por 61 universidades. A través de la campaña #impulsoSAPDU se apuesta por los servicios de las universidades como un recurso y un pilar fundamental en la reinvención del apoyo a las personas con discapacidad.

En un vídeo, esta Red subraya que los nuevos retos derivados de la pandemia han desafiado algunos de los logros alcanzados en las universidades en materia de inclusión, pero que, sin embargo, lejos de retroceder, han servido para tomar impulso y dar una respuesta efectiva y coordinada en defensa de una educación superior accesible para todas las personas.

Por ello, tanto CRUE como SAPDU han agradecido la implicación y colaboración del Personal Docente e Investigador y del Personal de Administración y Servicios de las Universidades, en su labor de posibilitar la participación de las personas con discapacidad implementando las recomendaciones para facilitar el aprendizaje del estudiantado durante este curso atípico.

 


Compartir