La Economía de la Cultura, a debate en la UAL con el ministro José Guirao

La Economía de la Cultura, a debate en la UAL con el ministro José Guirao


La Economía de la Cultura, de forma amplia y haciendo hincapié en aquellos temas que más atañen a las nuevas generaciones, fue el tema protagonista de la ponencia que ofreció hace unos días José Guirao, ministro en funciones de Cultura y Deporte, en la Universidad de Almería. Una charla organizada de forma conjunta por la Facultad de Empresariales y Educación que contó con el respaldo de los estudiantes de la UAL, quienes llenaron la Sala de Conferencias del Edificio C de Humanidades.

De este modo, José Guirao ofreció una ponencia en la que trató dos temas de gran interés y relevancia. Por un lado la cultura dentro de los planes de estudio y, por otro, la Economía de la Cultura, ahondando en “las enormes potencialidades que tiene la cultura desde el punto de vista económico y empresarial”, apuntaba el ministro en funciones.

Conferencia sobre la Economía de la Cultura

Durante el desarrollo de su conferencia, y para reflejar la potencialidad de la Economía de la Cultura, Guirao arrojó algunos datos significativos como el que indica que “el 3,5 por ciento del PIB español está relacionado con la cultura y la propiedad intelectual”. Además, añadía, “la cultura genera casi 700.000 puestos de trabajo y hay un enorme campo de potencialidades en lo que llamamos las ‘industrias culturales’ que son el cine, la videocreación, la música y las artes escénicas”. Por todo ello el ministro aseguraba que “a nivel empresarial la cultura tiene unas posibilidades enormes”.

Por otro lado, en cuanto al papel que ha jugado la cultura en la elaboración de los planes de estudio, José Guirao señalaba que “ha sido un elemento trasversal a lo largo de la historia. Nunca ha habido una asignatura que se llame Cultura, teníamos Lengua, Idiomas, Latín, Griego, Historia del Arte… un poco los saberes que componen la cultura”.

Así pues, sobre el camino a seguir, el ministro en funciones de Cultura opta por que el mundo educativo universitario tome conciencia. Y es que, por ejemplo, “en Estados Unidos se ha ido desarrollando en los últimos años lo que se llama los Estudios culturales, un compendio de saberes que tiene que ver con la Filosofía, la Antropología, con la evolución cultural de las sociedades y aquí eso no se ha desarrollado todavía, aunque sí se ha hecho de manera fragmentaria”.

Experiencia profesional como conocimiento a impartir

Tras la conferencia del ministro José Guirao sobre la Economía de la Cultura, fue Juan Molas Marcellés, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) quien se dirigió a los estudiantes de la institución almeriense en el marco de las conferencias organizadas por Empresariales. Esta tuvo lugar en el Auditorio del campus almeriense, donde Mola Marcellés les habló de las ‘Claves para la mejora de la competitividad turística-hotelera’.

Conferencia donde una de sus principales reivindicaciones fue que “el turismo debe ser una cuestión de Estado como la Sanidad, la Defensa, etc. Y para que así sea hay que crear una Secretaría de Estado dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, que es donde está la confección de los presupuestos. No podemos seguir estando en ministerio de Comercio, Transporte, de Innovación, etcétera”.

Además, Molas Marcellés defendió ante los presentes la creación de una nueva dirección general de competitividad turística para impulsar la oferta turística y dinamizar a Turespaña, el Instituto de Turismo de España, “para que no sea tanto de promoción como sí de marketing turístico realizando las estrategias de los nuevos modelos de gestión”.

Asimismo, el presidente de CEHAT también ve prioritario “que el sector privado intervenga junto al sector público en las estrategias y decisiones sobre hacia dónde tiene que ir la estrategia turística española”. Y, además, ha pedido que se resuelva y regule definitivamente “con mayor voluntad e inteligencia política la lacra y descontrolada situación de las viviendas turísticas ilegales. Es una vergüenza. Esto no solo depende de los municipios y comunidades autónomas, sino también de la administración central”.


Compartir