La Escuela de Aikido de la UAL se consolida entre los usuarios de UAL Deportes

La Escuela de Aikido de la UAL se consolida entre los usuarios de UAL Deportes


En octubre de 2017 se puso en marcha la Escuela de Aikido de la UAL, un momento en el que supuso otra novedad más que se sumaba a un catálogo formativo y deportivo en clara expansión. Tiempo después, en este curso 2021/2022, cumple su quinto año como parte de la apuesta que UAL Deportes lleva a cabo en pos de la activación y de la asunción de hábitos saludables en la comunidad universitaria. Escuela de Akido de la Universidad de Almería que, aún con una pandemia de por medio, ya se da por consolidada entre la oferta del Servicio de Deportes de la institución almeriense; alcanzando además el tope máximo de inscripciones.

Un hito que ha sido valorado de modo muy positivo por Pedro Núñez, director de UAL Deportes, al señalar que “desde el principio se ha sabido encajar la práctica de este arte marcial con las líneas básicas que fundamentan nuestro servicio, y el tiempo ha demostrado que ha compaginado el alto rendimiento, con grandes resultados, y la actividad física algo más moderada, encaminada a enseñar técnicas de defensa personal a un sector de usuarios al que le interesaba mucho y que, de paso, con ello hacen ejercicio regularmente”.

En este sentido, Núñez ha reconocido que este doble logro se debe en gran medida “a las capacidades de Vanesa Estévez, la sensei de la Escuela de Aikido de la UAL, ya que no solo tiene los conocimientos y el nivel en su disciplina para impartir y formar, sino que le suma una actitud proactiva y un talento para conectar con los alumnos de todas las edades que se han unido y siguen uniéndose a su propuesta”.

Gran interés por la Escuela de Aikido de la UAL

El grado de satisfacción de los usuarios de la Escuela de Aikido de la UAL es muy elevado, algo que ha permitido que se supere la etapa de la Covid-19 sin resentirse el interés y que ha impulsado una promoción directa entre la población del campus. Así, se ha pasado de un primer curso que se abrió y se cerró con tres inscritos a un quinto curso, este 2021/2022, con tres grupos, dos de tarde y uno de mañana, en los que ya no cabe nadie más. “Soy de las que piensan que las cosas buenas tardan en crecer, hay que darles tiempo y esperar sin desesperar”, ha manifestado la propia Vanesa Estévez, satisfecha de la evolución seguida.

En esa línea, ha rememorado que “por aquel entonces, año 2017, las clases se impartirán en el Pabellón con un tatami de puzzle”, algo que cambió drásticamente pues, como apunta, “recuerdo que un día me llamó Pedro Núñez y me dijo que tenía una mala noticia para mí, y era que esa sala se iba a usar para un nuevo proyecto y no podríamos seguir dando clases de Aikido en ella, pero esa mala noticia se convirtió en la actual sala de tatami de la Universidad de Almería, en el dojo, situado en la primera planta del Centro Deportivo de la UAL. Se trata de una instalación modélica también ganada para el disfrute de la comunidad universitaria ya que “toda aquella persona que desee echar un vistazo al Japón tradicional sólo tiene que acercarse y ver un espacio diseñado y elaborado por el grupo de Aikido, pero además comprobará que la Escuela de Aikido de la UAL es mucho más que un grupo de inscritos, es una familia”.

Y es que actualmente hay lista de espera para entrar, bien de personas que quieren conocer y progresar en un arte marcial con el que se da equilibrio mental y físico a quien lo practica, bien de otros usuarios a quienes les interesa la defensa personal para situaciones de la vida cotidiana y tener actividad física regular. En cuanto a lo primero, al alto rendimiento, están de enhorabuena ya que hace muy pocos meses, en este mismo curso, “dos de los alumnos de la escuela alcanzaban el cinturón negro, primer DAN, formados íntegramente aquí”. Se trata de Indalecio Ramón y Marina Egea, cuyos maestros han sido Vanesa Estévez sensei y César Febles sensei. El segundo es el director técnico de la Escuela de Aikido de la Universidad de Almería y presidente de la Escuela Nacional de Aikido. Indalecio y Marina se han examinando para la obtención de los grados AIKIKAI de Japón, “ante el reconocimiento de Hombu Dojo para tal empresa en España”.

De este modo, la Escuela de Aikido cumple con las líneas maestras que mueven la actividad de UAL Deportes, de igual modo cumple con su lema de Más Deporte, Más Universidad, puesto que Vanesa Estévez colabora activamente en cualquier evento para el que pida la participación de su arte marcial y, además, propone formación complementaria y acciones fuera del propio campus. Un ejemplo se ha producido recientemente, tal y como explica la propia sensei al comentar que “el nivel que han alcanzado los alumnos los ha llevado a participar en distintos cursos dentro y fuera de España, el último este pasado fin de semana en Cádiz, provincia en la que se ha desarrollado la vigésimo sexta edición del Curso Nacional”. Concretamente se ha organizado en San Fernando, y “allí se pudo ver la excelente calidad técnica de los aikidocas de la Universidad de Almería”, ha sentenciado. Hecho todo el repaso a la trayectoria y subrayada la consolidación, a Vanesa Estévez no le cabe la menor duda: “El balance excede la calificación de muy positivo, tanto que probablemente el curso académico que viene haya que ampliar horarios por la abrumadora demanda”.


Compartir