La escuela de hostelería La Cónsula reanuda este martes las clases que fueron suspendidas en enero



La escuela de hostelería de La Cónsula, en Málaga capital, retomará este martes las clases que fueron suspendidas en enero, tras las vacaciones de Navidad, después de haber sido finalmente integrados en el Servicio Andaluz de Empleo y de que el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicara el pasado miércoles 10 de febrero el acuerdo de cesión global de activo y pasivo del Consorcio al SAE.

Han sido meses de incertidumbre, nervios y esperas, pero parece que los trabajadores y alumnos de La Cónsula empiezan a ver la luz al final del túnel. La reanudación del curso se hará de forma progresiva, tal y como se acordó con los responsables de la Dirección Provincial de Empleo en la reunión mantenida a finales de la semana pasada, de manera que este martes a las 10:00 horas se retoman las clases teóricas con los alumnos de primer y segundo curso, tanto de Cocina como de Sala.

La semana siguiente (a partir del martes 23 de febrero) ya empezarán las prácticas de ambas especialidades, tanto en el comedor de alumnos como en el salón del restaurante. No obstante, este último todavía no abrirá al público, sino que se hará una especie de “simulación de restaurante” en la que colaborarán profesores, alumnos y trabajadores de la escuela. Según han explicado desde La Cónsula, el motivo por el cual el restaurante no atenderá a clientes por el momento es que “se está viendo cómo encajar su actividad dentro del organigrama de la Junta”. El salón principal del restaurante de La Cónsula

Estos días, desde que se anunció la fecha de apertura, el profesorado está evaluando en qué punto del temario se pararon las clases para “adecuar las unidades didácticas que faltan por dar, al tiempo que queda”. De momento, según han señalado, se mantiene intacta la programación del curso, por lo que este terminará a finales de junio para los alumnos de segundo y a finales de julio en el caso de los de primero. “Se va a intentar, y a conseguir, cubrir todo el expediente”, han subrayado, agregando que las interrupciones en el curso “no van a suponer un lastre” para los estudiantes.

A esto han añadido el hecho de que, sobre el 80% de los alumnos ha estado trabajando durante este periodo de parón, por lo que “sus prácticas se han suplido fuera”, de modo que los profesores han insistido en que “se puede conseguir” completar toda la formación. En cualquier caso, según han comentado, no se descarta “ampliar” las clases y acabar algo más tarde el curso.

Con respecto al nuevo funcionamiento de la escuela, una vez dentro del organigrama del SAE, los trabajadores han afirmado que las diferencias “no son muchas”, y que se trata más de cuestiones burocráticas y de cambios administrativos que de modificaciones en la actividad formativa. “Creemos que va a ser fácil la nueva forma de trabajar”, han apostillado.

Por otro lado, la normalidad en el día a día de la escuela se recuperará, pero los trabajadores recuerdan que la Junta aún les adeuda nueve nóminas, y que aún no se ha resuelto cómo no cuándo cobrarán estos atrasos.

Los trabajadores de La Fonda, sin noticias y “preocupados”

Los que siguen estancados en el proceso de integración en el SAE son los trabajadores de La Fonda, la escuela de hostelería ubicada en Benalmádena. El camino que deben seguir es idéntico al de La Cónsula, pero en su caso aún siguen a la espera de recibir los informes de la auditoría que se esperaban para el 1 de febrero, y que se retrasaron después de que la empresa encargada de realizarla solicitara una ampliación del plazo. Ahora no hay nueva fecha para la culminación de este documento, requisito imprescindible para poder finalizar el procedimiento de ingreso en el SAE, por lo que los empleados aseguran estar “preocupados”. Manifestación en defensa de las escuelas de hostelería de Málaga

“Nos preocupa no saber cuál es la intención y la demora de la auditoría”, ha subrayado la representante de los trabajadores de La Fonda, Carmen Sánchez, quien ha incidido en que no tienen ninguna información sobre cuándo podría culminarse el proceso, a pesar de que ha intentado contactar con los responsables de la Junta. “Estamos desesperados y ansiosos por no saber qué pasa”, ha asegurado.

Respecto a la otra escuela de hostelería de la provincia de Málaga, el CIO Mijas, donde los trabajadores llevan 19 meses sin cobrar, la situación continúa siendo de absoluta incertidumbre, ya que ni siquiera cuentan con un calendario para su inclusión en el SAE. En la última manifestación conjunta que las tres escuelas de hostelería protagonizaron en Málaga, una de las trabajadoras de este centro, Juani García, lamentaba que el CIO Mijas “está olvidado, no existe”, explicando que siguen “sin novedades e incumpliendo otra vez los plazos”.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *