La huelga de limpieza lleva a la UMA al límite por los destrozos

La huelga de limpieza lleva a la UMA al límite por los destrozos



Desde el comienzo de la semana los centros de la Universidad de Málaga permanecen sin limpiar. La huelga de limpieza, indefinida, declarada por los trabajadores y trabajadoras de las empresas concesionarias ha llevado al límite la capacidad de aguante de la comunidad universitaria.

Esta huelga de limpieza se ha visto agravada por los actos vandálicos y destrozos llevados a cabo, supuestamente, por trabajadores de estas empresas. Por ello, la UMA ha denunciado ante las autoridades a los piquetes, los cuales esta mañana actuaban en los centros de la Ampliación de Teatinos.

Este ha sido el caso de la Facultad de Comercio y Gestión y la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo, las cuales según fuentes de Aula Magna han visto retrasado el comienzo de las clases por la actuación de los piquetes. En el caso de la Facultad de Educación las puertas han sido boicoteadas por estos mismos piquetes, quienes habrían llenado de silicona los cierres impidiendo su correcto funcionamiento.

huelga limpieza uma

Zona de estudios llena de basura esparcida por los piquetes

Tras tres días de huelga la situación se ha vuelto insostenible en muchos centros, no ya por la suciedad acumulada sino por los actos vandálicos de algunos grupos de trabajadores que arrojaban la basura por los pasillos y aulas. Debido a esta suciedad, ayer miércoles la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía determinó los servicios mínimos para cubrir la necesaria salubridad de los espacios. En concreto se ha asignado un trabajador por centro para limpiar los aseos, quien cubriría el turno de mañana de lunes a viernes en su horario habitual. Los servicios mínimos aprobados por la Junta se alejan de la solicitud de, al menos, el 20% de atención pedido por la UMA.

Reivindicaciones de los trabajadores

La huelga de los trabajadores de limpieza ha sido convocada por los sindicatos CSIF, CCOO, UGT y CGT. En concreto, los trabajadores y trabajadoras pertenecen a las empresas Ohl Ingesan, Clece y Fissa, adjudicatarias del servicio de limpieza de la UMA. Las demandas de los trabajadores derivan de la última adjudicación de 2017 de estos servicios, que la UMA distribuyó en las tres empresas y que conllevarían diferencias entre los trabajadores de cada una”.

En concreto, la principal demanda viene dada por la equiparación de los trabajadores y trabajadoras en la categoría de auxiliar de limpieza de la UMA, formando parte así de la institución. Este cambio de contratación mejoraría las condiciones de los trabajadores, los cuales están adscritos al convenio provincial de limpieza de edificios y locales.

Reprobación a los actos vandálicos

Desde la Universidad de Málaga la respuesta ha sido contundente en contra de las acciones vandálicas llevadas a cabo en los centros. Así, en un comunicado oficial firmado por el rector y el consejo de decanos y decanas y directores y directoras de centro, se expone “la reprobación más enérgica a los comportamientos y conductas vandálicas” así como la “firme determinación de seguir garantizando, a pesar de esta situación, la prestación de los servicios públicos esenciales del estudio, docencia y la investigación”.

Para dar respuesta a la situación la Universidad va a probar un protocolo de actuación de aplicación en todos los centros, con vistas a la posible adopción de medidas de conjuntas. Todo ello asegurando desde el primer momento el “respeto y consideración al ejercicio de un derecho fundamental como el de la huelga”.

En declaraciones del rector, José Ángel Narváez, a los medios, ha recalcado su “respeto al derecho a huelga y entiendo sus reivindicaciones, pero no estoy de acuerdo y lamento los destrozos”. en este punto el rector ha subrayado como “son destrozos que se están produciendo y que habrá que resolver con dinero de los españoles”, haciendo un llamamiento así a la conciencia de que las instalaciones universitarias son públicas y todo lo que se rompa deberá ser sustituido con dinero público.

Por su parte, varios grupos de estudiantes y personal universitario han tenido que ayudar a limpiar algunas zonas en centros como la Facultad de Medicina para poder continuar con su formación. En el caso de Medicina se han presentado varias quejas debido a que la basura y suciedad habría sido traída de fuera por parte de los trabajadores en huelga.

Desde el estudiantado, las quejas tampoco se han hecho esperar. Así, aunque muchos siguen apoyando el derecho de huelga de los trabajadores y trabajadoras señalan que “partiendo de la base de que desconozco los motivos por los que se ha llegado a esta huelga si que soy de la opinión de que las huelgas están para reivindicar derechos sin embargo creo que la manera en la que los están haciendo justo en una situación internacional con alerta sanitaria creo que no es la correcta porque si podrían haber cesado sus servicios pero, si ya está más ensuciado con basura que estaba en los contenedores, lo veo poco ético y antihigiénico a niveles preocupantes”,  expone Pablo Guerrero, estudiante de Publicidad.


Compartir