La Junta de Andalucía apuesta por una economía digital y basada en el conocimiento

La Junta de Andalucía apuesta por una economía digital y basada en el conocimiento


La crisis económica ha supuesto un punto de inflexión para los gobiernos de todo el mundo. Las previsiones anuales de economía han caído dando nuevos escenarios de incertidumbre que deben ser combatidos para suavizar los efectos de la pandemia. En Andalucía, las previsiones para este año así como para el próximo ya están sobre la mesa, planteando una caída de al menos el -11%, seis décimas por debajo de la media española.

El crecimiento del PIB, se sitúa, según previsiones de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía, en torno al 7%. Una puntuación positiva respecto al abanico del 3 al 8% que presentan otras instituciones de estudio económico. En cuanto al empleo, desde el gobierno regional se plantea un aumento del 5,5%, con una media de 169.000 nuevos puestos de trabajo. Otra cifra muy positiva respecto al 1% que manejan el resto de instituciones.

Rogelio Velasco ha presentado las líneas de progreso para la economía andaluza durante el 2021, basada en la innovación y el conocimiento.

Desayuno coloquio del Diario SUR

Estos han sido los datos presentados por el consejero andaluz, Rogelio Velasco, durante el desayuno coloquio organizado por el Diario Sur junto a la Universidad de Málaga, el Málaga TechPark y Unicaja Banco. Este encuentro también ha servido para anunciar las medidas que desde la Junta de Andalucía se van a llevar a cabo para hacer frente a la caída de la economía, que estarán apoyadas en ayudas propias y la prórroga de los ERTES. En concreto, Velasco ha anunciado que desde la Junta de Andalucía se apuesta por una prórroga de los ERTES que llegue hasta la Semana Santa, dando la fecha del 30 de junio como la deseada por el Gobierno andaluz.

Junto a esta prórroga, Velasco ha anunciado que mañana martes el Consejo de Gobierno aprobará dos líneas de ayudas destinada al sector comercio. En concreto se destinarán 20 millones de euros para las PYMES junto a otros 17 millones de euros para el sector HORECA. Una contribución gubernamental que busca reparar la situación precaria por la que están pasando muchas empresas andaluzas. De estas ayudas destaca el compromiso de pago en dos meses, pues un retraso “pondría en una más difícil situación a las empresas, queremos que las ayudas sean útiles no que lleguen cuando ya han tenido que cerrar”, ha señalado el consejero.

Un ejercicio de responsabilidad

Rogelio Velasco ha subrayado en este primer encuentro del año la difícil situación por la que atraviesa la economía mundial. Desde Andalucía, Velasco ha expuesto como todos debemos hacer “un ejercicio de responsabilidad”, así los “trabajadores deben hacer un esfuerzo, vamos a pasar estrecheces”, recalcando como los principales afectados son las personas sin empleo y quienes han perdido a sus familiares. “No es momento para pedir subidas de sueldo, tenemos que agradecer tener un puesto de trabajo”.

En esta línea, desde la Junta de Andalucía se apuesta por potenciar una economía basada en la digitalización y las nuevas tecnologías. “No queremos decir que el turismo y la construcción no sean relevantes, pero es el momento de plantear el crecimiento basado en otros sectores”. Así, sobre las infraestructuras, Velasco ha recalcado que no se seguirá promoviendo la inversión en nuevas instalaciones, siendo la vinculación con la actividad económica la que incline la balanza a la hora de gastar recursos en mejoras. Solo las telecomunicaciones se mantienen en la lista de sectores donde invertir en infraestructuras, manteniendo siempre la meta en la creación de nuevas empresas.

La necesidad de estas nuevas empresas que generen empleo ha sido así uno de los puntos claves de este coloquio, donde la universidad y la generación del conocimiento se han posicionado como la vía clara y directa para el progreso de la economía. Con planes de emprendimiento propios y de vinculación entre universidades y empresas privadas, desde la Junta se ha propuesto una mayor implicación de las universidades con el sector productivo.

Desde Málaga, un ejemplo de buena conexión entre instituciones lo ejemplifica la Universidad de Málaga junto al Málaga Tech Park (antiguo PTA), con programas específicos para la dinamización y fortalecimiento del ecosistema innovador.


Compartir