La rectora exige el pago de la deuda y la autonomía de las universidades



La Universidad de Málaga celebró ayer su inicio de curso. En presencia del consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, y de autoridades locales y autonómicas, la rectora, Adelaida de la Calle, pronunció un reivindicativo discurso, en el que solicitó el pago total de la deuda contraída por la Junta de Andalucía y la recuperación de la igualdad y autonomía de las universidades. Así, De la Calle, arremetió en su discurso contra las instituciones autonómica y nacional.

Mientras, en el exterior del salón de actos de la Facultad de Estudios Sociales y Comercios, de Teatinos, un grupo de estudiantes y profesores se manifestaban al grito de “no tenemos nada que celebrar”. La rectora hizo referencia en su discurso a este suceso, asegurando que aunque había gente manifestándose fuera, ella se manifestaba dentro. “No importa que tilden mi intervención de reivindicativa, la comunidad universitaria, ahora más que nunca, reclama derechos y no privilegios”, aseveró.

En relación a la política educativa del gobierno central, la rectora puso en valor el papel de la investigación en las universidades, así como la educación pública y de calidad. “La reducción del gasto en I+D+i supone perder el tren de la ciencia, la tecnología y la innovación. Ya ha disminuido nuestra producción científica y pronto se notará en esos rankings que tanto preocupan al Gobierno”.

La comunidad universitaria, ahora más que nunca, reclama derechos y no privilegios.

También explicó la rectora que de no convocarse nuevas plazas, se producirá una “descapitalización del conocimiento”, al no garantizarse la renovación de las plantillas. Así, continuaba su discurso diciendo que “se forma a becarios y contratados con cargo a programas de excelencia a los que no se garantiza su permanencia, ni su continuidad en la universidad”. La rectora hizo un llamamiento a que “la tasa de reposición de efectivos se eleve al 30% este año”.
La rectora también criticó la política de becas, que calificó de “quiebra del principio de igualdad” y defendió el programa de mecenazgo de la UMA, “medidas urgentes” para una “situación excepcional”, explico De la Calle.

La deuda de la Junta de Andalucía
La rectora de la UMA aprovechó la presencia del consejero para pedir, de nuevo, que se proceda al pago de la deuda. “Sé que es usted un hombre comprometido con la responsabilidad social, con la universidad pública y con la educación superior” dijo De la Calle. Además, aclaró que la deuda debía abonarse conforme al importe que se debe y de la buena gestión de los recursos de cada universidad. De este modo, según la rectora, se valoraría la gestión eficiente y responsable de los recursos y no sólo el peso institucional de cada universidad.

Además, la rectora reivindicó también el desarrollo de la Ley Andaluza de Universidades y potenciar así la coordinación de las universidades. El papel del gobierno andaluz como “agente tractor de los procesos de coordinación y política universitaria y el garante de la igualdad de trato en todas las universidades”.

Por su parte, el consejero aseguró que se están produciendo reuniones, que ya comenzaron con el anterior presidente de la Junta, para proceder a ese pago, negociado con las universidades y sus rectores. Así mismo, Sánchez Maldonado expresó que la Junta seguirá manteniendo el esfuerzo económico para preservar las becas y la igualdad de oportunidades.

En el mismo sentido, el consejero expresaba que Andalucía invierte el doble en investigación que otras comunidades autónomas y que “nuestras empresas necesitan el talento y la creatividad de nuestros estudiantes”. Por estos motivos ha recalcado las palabras de la presidenta, Susana Díaz, asegurando que no se recortaría en investigación y transferencia y que se apostaría por una educación superior pública, de calidad e igualitaria.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *