24.6 C
Málaga
23 julio, 2024
OpiniónTribuna

La (re)evolución educativa

La (re)evolución educativa

El pasado curso llegaba a su fin con un importante debate: la irrupción en las aulas de ChatGPT. Cuando aún estamos digiriendo la rápida digitalización fruto de la pandemia, las tecnologías inteligentes lanzan otro reto al sistema educativo. Muchos, en realidad, aunque el más notorio ahora sea cómo dilucidar si un trabajo fin de grado o de máster tiene detrás un cerebro humano o artificial.

La educación vive en un proceso de transformación constante, empujado por dos elementos:el social, donde entran en juego variantes como atender las necesidades de cada época, y el metodológico, que busca dar esa enésima vuelta de tuerca al proceso de aprendizaje.

Hablo de método, no de tecnología. Ésta es una aliada de excepción, pero sólo si sabemos qué hacer con ella. Un ejemplo muy vivo son las clases magistrales en aulas virtuales habitualmente llenas de recuadros en negro. No debemos caer en el error de clonar fórmulas, hay que adaptarlas al entorno, sea físico o digital. En directo o diferido.

Integrar la inteligencia artificial al proceso de enseñanza-aprendizaje supondrá más madera para la evolución educativa. Insisto, evolución (no revolución), pues viene a aportar un recurso más al juego de herramientas tecnológicas del que disponemos. También por otro motivo: debemos enseñar estas herramientas a los que enseñan, si queremos exprimir todo ese potencial. :

Desde la Universidad Internacional de Andalucía queremos poner toda la carne en el asador con este proceso. Lo haremos con un Centro Especializado en Tecnologías Inteligentes aplicadas a la Educación. Un espacio abierto a toda la comunidad educativa para analizar, probar y transferir procesos e ideas que puedan ser aplicadas a todos los niveles.

Pero esto empieza en nuestra propia casa. Así, además de un potente ecosistema de másteres oficiales con títulos como Tecnología Educativa, vamos a aprobar en los próximos días el nuevo Modelo UNIA de enseñanza en línea. Una estrategia docente propia, basada en el aprendizaje personalizado a cada estudiante y adaptado plenamente al medio digital.

La tecnología evoluciona más rápido de lo que somos capaces de asumir, aunque el valor sigue estando en qué somos capaces de hacer con ella. Iremos por el buen camino si sabemos orientarlas y capacitar a nuestra gente para su uso. Desde una mirada sosegada, sin caer en la contemplación, que nos permita cumplir con nuestro fin principal: dar forma al talento a través del conocimiento.

Por José Ignacio García.

Rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).


Compartir

Otras noticias de interés

Espacios para el conocimiento

EditorialAM

Apps para buscar empleo

Aula Magna

Contra la división y la politización de la voz estudiantil

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies