La transformación del CO2 de residuo a materia prima, en los Cursos de Verano UAL

La transformación del CO2 de residuo a materia prima, en los Cursos de Verano UAL


Cómo convertir un problema medioambiental en una oportunidad de negocio a través de la transformación del CO2 de residuo a materia prima es el eje central del Curso de Verano de la Universidad de Almería ‘Contribución de las tecnologías de captura, almacenamiento y uso del CO2 a la bioeconomía’. Una propuesta incluida dentro del programa formativo estival de la institución almeriense que se desarrollará del 7 al 9 de julio y que está dirigido por Gabriel Acién y Bernardo Llamas. Curso que forma parte de la oferta presencial de este año, teniendo lugar en el Elba Almería Business & Convention Hotel y en el centro del IFAPA en La Cañada.

Un curso, cuyo programa y formulario de matriculación están disponibles de forma online, en el que se analizarán las tecnologías de captura, almacenamiento y uso del CO2 (CAUC), y su contribución al desarrollo de la bioeconomía. Así, como señalan desde la UAL, se pretende dar una visión global de la relevancia de estas tecnologías y su contribución a la mitigación de las emisiones de carbono mediante la transformación del CO2, como herramientas imprescindibles para la mitigación del cambio climático.

En este sentido, “el curso va a revisar la problemática que supone ahora mismo la descarbonización de la economía, vamos a ver cómo tenemos que reducir las emisiones de CO2 de todos los sectores que tenemos (los industriales, los domésticos, la agricultura o el transporte) y cómo podemos convertir eso en una oportunidad para el desarrollo de nuevos negocios, sobre todo relacionados con el uso del CO2 que va a pasar de ser un residuo a ser una materia prima para muchas conversiones”, ha explicado su director, Gabriel Acién.

La transformación del CO2 en materia prima

Este curso sobre la relevancia de la transformación del CO2 en materia prima será impartido por especialistas de reconocido prestigio que mostrarán que el desarrollo de este tipo de tecnologías es una oportunidad para el desarrollo económico y una necesidad para la sostenibilidad de la sociedad en general. “Quiero destacar la participación de las empresas como Endesa o Ence, empresas que ahora mismo se están enfrentando a este problema y que están desarrollando estrategias no a uno o dos años vista, sino estrategias a 10 ó 15 años vista porque tienen que suponer una transformación del sector empresarial y en el curso van a dar una visión muy aplicada del problema”, comenta Acién.

Y es que, en cuanto al uso que en la actualidad se está dando al CO2 en Almería, el director del curso explica que “se está usando en invernaderos para el enriquecimiento carbónico, también desde hace muchos años en la producción de microalgas, pero ya se está utilizando también para producir bioplásticos, polímeros, para reemplazar materias primas que sacamos ahora mismo del petróleo”.

Así pues el curso, que oferta 30 plazas, estará estructurado con charlas en las sesiones de las mañanas y mesas redondas por las tardes. El último día se dedicará a hacer visitas a algunos ejemplos de aplicaciones, “como el centro del IFAPA que hay junto a la Universidad donde desarrollamos varios proyectos de uso de CO2 en invernaderos y microalgas”, indica su director. Un curso que, cabe señalar, está especialmente dirigido a estudiantes y profesionales del sector, pero también a empresarios y agentes sociales implicados en la mejora de la sostenibilidad de los procesos. “Pueden participar estudiantes de todas las titulaciones científicas y técnicas universitarias, pero también empresarios, tanto para darles idea del problema al que nos estamos enfrentando como las herramientas o las restricciones legales que hay ahora mismo en este sector. También para que conozcan cómo tenemos que adaptarnos a la nueva normativa de aquí al año 2050 y que sepan que hay tecnologías que se pueden utilizar hoy día y otras que están mejorando”.

En este sentido, el director ha explicado que aquí, en Almería, “tenemos una oportunidad muy grande en el uso en invernaderos, pero también hay otros sectores como el de la piedra o las cementeras que tienen problemas de emisión de CO2. Todas ellas estarían interesadas en este tipo de conocimientos”.


Compartir