La UAL emprende su viaje a 2043 con el entierro de su cápsula del tiempo

La UAL emprende su viaje a 2043 con el entierro de su cápsula del tiempo


Con el entierro de una cápsula del tiempo, la Universidad de Almería puso ayer punto y final a su 25 aniversario y emprendió su viaje al año 2043. Momento en el que otro rector será el encargado de abrir dicha cápsula y conocer cómo era, a fecha de 2018, la UAL a través de los 25 objetos que guardará en hasta entonces en su interior, todos ellos elegidos por la ciudadanía y la comunidad universitaria.

Una cápsula del tiempo que cierra así un año repleto de celebraciones por parte de la institución almeriense, que ha contado con una programación de casi 80 actividades. Un pequeño tesoro, a redescubrir dentro de otros 25 años, que con motivo de las ‘bodas de plata’ de la UAL se enterró ayer, martes 22 de enero de 2019, en el jardín ubicado junto al Edificio de Gobierno. Un regalo del pasado para los almerienses de 2043 que estará custodiado en su viaje temporal por ‘El soplador’, una escultura de Javier Huecas que quedará como recuerdo para las siguientes generaciones de este aniversario.

Cápsula del tiempo y placa con mensaje para 2043.

Cápsula del tiempo y placa con mensaje para 2043.

Así pues, “con este acto de hoy se cierra oficialmente el año de celebraciones de nuestro vigésimo quinto aniversario”, comentaba el rector, Carmelo Rodríguez. “Dentro de 25 años, otro rector con su equipo de gobierno deberá desenterrar esta cápsula para descubrir cómo se ha transformado nuestra universidad”, informaba ante un numeroso grupo de miembros de la comunicad universitaria y Javier Huecas.

25 años comprimidos en una cápsula del tiempo

Minutos antes de proceder al entierro de la cápsula del tiempo, el rector señaló algunos de los 25 objetos incluidos dentro de este ‘cofre del tesoro’. Entre ellos se encuentran un pendrive con fotos del campus y vídeos de alumnos y el rector saludando a los estudiantes del futuro; fotografías del campus; una foto de gente esperando el autobús en hora punta; un álbum con hechos relevantes de los últimos 25 años; un periódico de Almería actual; una carta motivacional para la UAL del futuro; una bola de billar del Romera o un folleto con las titulaciones oficiales vigentes.

De este modo, tras resumir el contenido de la cápsula del tiempo, el rector aprovechó el acto para hacer un balance muy positivo del 25 aniversario. Un año en el que “las actividades se han propuesto desde las facultades y centros, servicios y secretariado. También las han diseñado el profesorado, PAS y los estudiantes. Pero las instituciones también han hecho suya esta celebración”. Una labor que ha tenido una meta muy clara: acercar la Universidad a la ciudadanía, darla a conocer, para que la sientan como algo propio y fortalecer la imagen pública de la UAL.

“El éxito de esta celebración se debe a que toda la comunidad universitaria, así como las instituciones, se han involucrado”, añadía el rector; quien finalizó sus intervención con la mirada puesta en el futuro ya que “el reto es seguir creciendo en el posicionamiento nacional e internacional de universidades, en aumentar los servicios prestados a los estudiantes y avanzar en investigación”.

La escultura de Javier Huecas custodia la cápsula del tiempo.

La escultura de Javier Huecas custodia la cápsula del tiempo.


Compartir