18.7 C
Málaga
12 abril, 2024
CádizGeneral

La UCA investiga para descubrir por qué se origina la esquizofrenia

La Universidad de Cádiz ha participado en un estudio para descubrir como se origina la esquizofrenia. Miembros del departamento de Neurociencias, pertenecientes al Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) del instituto Carlos III, han demostrado que determinados procesos relacionados con la inflamación que tiene lugar en el cerebro están relacionados a los primeros episodios psicóticos que se producen en esta afección psicológica.

Según los expertos, en situaciones de estrés, el cuerpo humano activa una serie de procesos o mecanismos de defensa consistentes en la liberación de una serie de moléculas biológicas, denominadas mediadores pro- y anti-inflamatorios, que permiten al cerebro responder de forma eficaz ante un agente ‘agresor’. A través de este primer estudio se ha analizado como estos sistemas biológicos del organismo no responden de la forma adecuada y prevista en individuos genéticamente predispuestos. Cuando estos se encuentran ante estímulos estresantes se producen ciertas modificaciones en los procesos inflamatorios que pueden favorecer la aparición de patologías neuropsiquiátricas como la esquizofrenia.

“Los brotes psicóticos iniciales están asociados a una pérdida del balance óptimo necesario entre los factores pro- y anti-inflamatorios, es decir, se produce una alteración negativa en el proceso inflamatorio que se ha generado por la exposición a estrés. Esto indica que nos encontramos ante señales bioquímicas precoces que podríamos usar para prever el pronóstico de la enfermedad y con ello tratar de evitar su progresión”, explicó uno de los responsables del estudio, Juan Antonio Micó, investigador de la Universidad de Cádiz, a la Fundación Descubre.

Además de emplear estos marcadores biológicos para el diagnóstico y seguimiento de la esquizofrenia, los investigadores han trabajado nuevas aplicaciones principalmente relacionadas con el tratamiento de la enfermedad. Según los expertos esta es la puerta hacia futuros fármacos antipsicóticos con mayor efectividad y que permitan evitar el desarrollo de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud define esta enfermedad como un trastorno mental grave, que afecta a millones de personas en todo el mundo, directamente como afectados, o indirectamente, como los familiares y el entorno social.


Compartir

Otras noticias de interés

Abierto el plazo para el XXI Premio de Creación Literaria El Drag de la UCA

Alexis Ojeda

La Universidad de Cádiz amplia su colaboración con la Universidad de Washington

Aula Magna

La UCO eleva los malabares y las acrobacias circenses a ‘rango’ universitario

Alexis Ojeda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies