La UCO busca gerente y perfila su segundo nivel de gestión


El rector electo de la Universidad de Córdoba (UCO), José Carlos Gómez Villamandos, continúa manteniendo diversas reuniones en clave interna con su equipo de vicerrectores en las que, entre otras cuestiones, está comenzando a diseñar el que será el denominado segundo nivel de gestión de la Universidad, que como ya anunciara durante la pasada campaña electoral previa a la elección del rector del pasado 13 de mayo, conllevará tanto una reducción en el número de cargos de gestión como en la cuantía total de retribución de los mismos, respecto a la situación actual.

De igual manera, y entre estas nuevas piezas del equipo, Gómez Villamandos debe seleccionar aún quién será el nuevo gerente de la UCO, cuyo nombre aún no tiene decidido, pero cuyo perfil sí parece tener claro. No en vano, durante la campaña afirmó que su apuesta sería por un funcionario, de la Universidad o de otra administración, aunque conocedor del mundo universitario. Perfil que mantiene, aunque tras las elecciones ha afirmado a Aula Magna que “posiblemente será de fuera de Córdoba, aunque conocedor del sistema universitario, ya sea de Andalucía o de España”.

Para elegir a la persona adecuada, y junto a todos los miembros de su equipo, contará, lógicamente, con la colaboración de su futuro vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructuras, Antonio Cubero, que ha sido el gerente de la UCO desde 2010 hasta finales del pasado mes de diciembre, momento en el que dimitió por “desacuerdo con la orden del rector -el ahora en funciones, José Manuel Roldán- de proceder al pago inmediato de la nómina” correspondiente a diciembre de 2013, según informó la propia UCO.

La figura del gerente suele ser importante en el organigrama de toda Universidad, y en algunos casos a nivel andaluz también se han registrado cambios y dimisiones recientemente, como ocurrió hace unos meses en la UCO. Así, el pasado mes de junio, el gerente de la Universidad de Almería, Antonio Posadas, dimitía también de su cargo; mientras que Rafael Serrano (natural de Córdoba) era relevado el año anterior como gerente de la Pablo Olavide de Sevilla, aunque actualmente es gerente de la Universidad Internacional de Andalucía, tras ser nombrado por su rector actual y ex rector de la UCO, Eugenio Domínguez. Serrano sustituyó en el cargo de la Internacional de Andalucía a Luisa Rancaño.

Por otro lado, y volviendo al futuro segundo nivel de gestión de la UCO, Gómez Villamandos reitera su compromiso de que su equipo se apoyará más en los actuales jefes de servicio pertenecientes al personal de administración (PAS) de la Universidad cordobesa, ya que, entre otras cuestiones, “conocen muy bien las tripas de la casa”.

Asimismo, y aunque no directamente relacionado con este segundo nivel de gestión dependiente del Rectorado, Gómez Villamandos afirma que no le gusta el hecho de que todos los decanatos de las distintas facultades tengan que tener tres vicedecanos y un secretario, como ocurre ahora, “pues pienso que debería depender de las circunstancias de cada centro, pues no todos imparten el mismo número de títulos ni tienen el mismo grado de experimentación”. Por ello, éste también será un tema que intentará renegociar más adelante.


Compartir
Comentarios

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *