La UCO renueva su compromiso con el medio ambiente y anuncia un plan de eficiencia energética


El rector de la Universidad de Córdoba (UCO), Jose Carlos Gómez Villamandos; el vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructuras, Antonio Cubero; y el director del Servicio de Protección Ambiental de esta universidad, Manuel Vaquero Abellán; han presidido hoy la presentación del primer informe de la Huella de Carbono completa de la Universidad, a la par que han firmando el documento actualizado de la Política Ambiental de la UCO, renovando así el compromiso de esta universidad con el medio ambiente.

En concreto, el vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructuras ha explicado que con este documento “se profundiza en el compromiso de esta universidad con el medio ambiente, que conecta con el nuevo plan de eficiencia energética” que la UCO tiene previsto aprobar en breve.

Este compromiso ha sido reiterado por el propio rector, que ha señalado que el primer paso de esta renovada política “pasa por aumentar la sensibilización y concienciación de toda la comunidad universitaria en el respeto por el medio ambiente“, y ha mostrado su confianza en que dentro de cuatro años la UCO habrá mejorado su índice de emisión de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera. Pincha aquí para ver los principales datos del informe.

Precisamente, la emisión de estos gases que genera la universidad ha sido objeto de estudio del citado primer informe de la Huella de Carbono de la UCO, que ha sido presentado por Ana de Toro, técnico del Servicio de Protección Ambiental de esta universidad y coordinadora del informe. Entre otros datos, este estudio refleja un ratio de 0,451 toneladas de CO2 por persona y año en el seno de la actividad de la universidad cordobesa, para un total de 14.551 toneladas de CO2 emitidas en 2013.

Ana de Toro ha señalado que el objetivo de este estudio es identificar y cuantificar las principales fuentes de emisión de estos gases en la UCO, revelando el impacto y la contribución al cambio climático como primer paso para plantear estrategias de reducción.

Estrategias de reducción

De los resultados obtenidos se puede deducir que las principales actividades para las que se pueden plantear estrategias de reducción son las ligadas al consumo de energía eléctrica y gas natural. Estas fuentes son las más representativas, contribuyendo a más de la mitad de la Huella de Carbono total de la UCO (unas 8.000 toneladas de CO2 de las 14.551 toneladas totales).

“Al comparar el ratio de emisión per cápita -0,451 toneladas- con los de otras universidades que tienen estudios de este tipo, como la de Vigo, Cartagena y Granada; encontramos que la Huella de Carbono de la UCO está un poco por encima de la media, de algo más de 0,3 toneladas, lo cual no hace sino reafirmar la necesidad y oportunidad de establecer estrategias de mejora que contribuyan a reducirla”, ha explicado Ana de Toro.

Por lo que respecta a la renovada Declaración de Política Ambiental de la UCO, el documento rubricado hoy plasma la responsabilidad de la Universidad como transmisora de valores ambientales y detalla un decálogo de directrices dirigidas a mejorar el desempeño ambiental de la organización. La primera Declaración es de 2006, y cada rector entrante refrenda y actualiza el documento.

Entre otras novedades, se incluye ahora el fomento de la participación de los miembros de la comunidad universitaria en la mejora ambiental de la organización; la preservación, conocimiento y puesta en valor de los recursos naturales y biodiversidad existentes; la promoción de una labor docente e investigadora coherente con el compromiso ambiental de la Universidad; y la inclusión de criterios ambientales en los procedimientos de compras y contratación de la UCO.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *