La UGR asesta un duro golpe al cáncer con su nuevo fármaco patentado


Científicos de la Universidad de Granada han patentado un nuevo fármaco eficaz frente al cáncer de mama, colon y melanoma. Este nuevo compuesto, tras 41 días de tratamiento, permitió reducir en más de un 50% la actividad tumoral. Una de las grandes ventajas del fármaco es su baja toxicidad, y que a nivel industrial es fácil de producir.

Los catedráticos de la UGR Joaquín Campos Rosa (Facultad de Farmacia) y Juan Antonio Marchal Corrales (Facultad de Medicina), responsables de los dos grupos de investigación “Investigación y desarrollo de fármacos” y “Terapias avanzadas: diferenciación, regeneración y cáncer“,  que han patentado un nuevo fármaco que resulta eficaz frente a las Células Madre Cancerígenas (CMCs) de mama, colon y melanoma. El fármaco ha sido probado de manera semanal en ratones inmunodeprimidos con resultados sorprendentes. Este importante avance científico llevado a cabo por los profesionales de la UGR, ha participado también la empresa cordobesa Canvax Biotech.

La baja toxicidad del fármaco ha permitido administrarlo a los ratones en altas concentraciones (150 miligramos por kilo) no tuvo efectos adversos frente a las células sanas. Respecto a su facilidad productiva, los científicos lograron obtener la cantidad necesaria del producto en sólo 5 días. El proyecto, que estuvo a punto de paralizarse por falta de fondos, recaudó en estos últimos dos meses 144.930 euros entre financiación estatal y privada, siendo la inversión estatal superior a los 120.000 euros.

En una primera etapa, los investigadores ya habían logrado obtener un fármaco muy eficaz (denominado Bozepinib) frente a las CMCs, pero su síntesis era muy larga y se necesitaba emplear mucho tiempo para obtener poca cantidad. Las siguientes modificaciones de los ingenieros moleculares sobre el Bozepinib han resultado en un producto de rápida producción. La fabricación del mismo entra del marco de la “química verde”, ya que no genera residuos contaminantes y  su obtención es barata.

La investigación, que comenzó en 1993, ha sido realizada en ratones con células humanas transplantadas después de ser inmunodeprimidos, lo que facilitó su asimilación y probar su eficacia en personas.Una de las ventajas del fármaco, es que al contrario que con la quimioterapia, el fármaco respeta las células sanas, significando un enorme avance en la lucha contra el Cáncer. Las Células Madres (CMC) se encuentran en pequeña proporción en los tumores, pero son muy importantes desde el punto de vista clínico porque son las responsables de su inicio, la recaída de pacientes y de la resistencia a tratamientos anticancerígenos, La investigación no acaba con este gran paso, el siguiente paso será combatir el cáncer de pulmón y de páncreas, dos de los más agresivos de los diagnosticados. Aunque el trabajo está cumpliendo altamente las expectativas, es necesario profundizar en los estudios ADME-Tox (Absorción, Distribución, Metabolismo, Excreción y de Toxicidad) de este compuesto en el organismo, paso previo necesario antes de pasar a una fase clínica.

 

 


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *