La UGR hace balance del 2016 en la sesión ordinaria del Claustro Universitario


Esta mañana el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada se ha llenado de asistentes que querían ser partícipes y testigos de la sesión ordinaria del Claustro Universitario que ha comenzado a las 10:00 h, prolongándose hasta el mediodía. El acto, que ha reunido alrededor de 156 miembros del claustro de 297 que estaban convocados, ha estado presidido por la rectora magnífica de la UGR, Pilar Aranda,  y ha contado especialmente con la intervención de Pedro Mercado Pacheco, secretario General de UGR, contando asimismo como miembros de la mesa con Ángel Rodríguez Monge, en representación del sector profesorado doctor; Lucía Estevan Reina, en representación del sector profesorado emérito y personal investigador en formación y perfeccionamiento; Aurora del Río Cabeza, en representación del sector resto de personal docente e investigador; Francisco Javier Salas, en representación del sector estudiantado, y finalmente, Julián Molina Sánchez y Margarita Rodríguez Cotelo, en representación del sector personal de administración y servicios. La mesa ha estado compuesta por miembros del Claustro y ha sido presidida por Pilar Aranda.

 

La UGR ya ha elaborado su presupuesto a partir del nuevo modelo de financiación

La sesión se ha iniciado en primer lugar con la aprobación por asentimiento de las Actas de las sesiones de 30 de marzo y de 16 de mayo de 2016, procediendo así inmediatamente a desglosar los aspectos más importantes del informe de la rectora. En primer lugar, Aranda ha hablado del proceso de negociación con la Consejería de Economía y Conocimiento del nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas, del que asegura que está siendo “complicado y complejo”, aunque no por parte de la Consejería, ya que “está mostrando un modelo que claramente responde a lo que esta universidad viene solicitando desde años, es decir, que se tengan en cuanto los resultados que una universidad va teniendo en las distintas acciones”, sino porque “esto no es bien visto ni  acorde a los intereses de otras universidades”, aseguraba Aranda. La rectora pide un modelo “claro, transparente y en el que sepamos cuáles son los criterios a seguir”, explicaba, añadiendo posteriormente que la UGR ya ha procedido a elaborar un presupuesto en el que se recogen las propuestas que desde la Consejería han sido hechas a partir del nuevo modelo de financiación, que actualmente está pasando por las distintas comisiones y que se estudiará el próximo viernes en Consejo de Gobierno. Además, también ha informado de que se convocará en los próximos días la mesa sindical y de negociación, y ha querido recordar que la Universidad de Málaga ha otorgado a la UGR la Medalla de Oro, “fruto de los 43 años de trabajo desde que se creó aquella universidad”.

 

3 doctoras consiguen el Título de Doctor Honoris Causa de la UGR

El segundo punto a tratar durante la sesión del Claustro ha sido la concesión por mayoría absoluta del Título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Granada a las Doctoras Susan Tufs Fiske, investigadora muy destacada en el campo de la neurociencia social que cuenta ya con 3 Doctorados Honoris Causa; María Josefa Yzuel Giménez, que cuenta con más de 250 artículos de investigación e intervenciones en congresos y que fue la primera docente en conseguir una plaza permanente de profesorado en la rama de física en España, y finalmente, Aziza Bennani, que destaca por su defensa de los valores de igualdad, inclusión y cooperación, estando relacionada además con numerosos movimientos activistas y fomentando especialmente la relación de Europa con Marruecos.

 

Aprobada la memoria anual de gestión

El tercer bloque de la sesión, y el más amplio además, ha sido la lectura y posterior aprobación de la memoria de gestión del equipo rectoral del año 2016, la cual para la rectora “cumple el compromiso fijado con la comunidad universitaria y la sociedad, y refleja la puesta en marcha del programa de acción de Gobierno”, incluso a pesar de los recortes en educación. Además, también se han explicado las principales pautas y propuestas que se seguirán durante el 2017. La rectora ha recalcado que ha sido “un año marcado por un ajuste en el aspecto económico”, por lo que ha agradecido el “enorme” esfuerzo a toda la comunidad universitaria por haber sabido “adaptarse” y “responder a los aspectos más importantes que se planteaba el programa de Gobierno” Pilar Aranda expuso el informe anual de la UGR.

En materia de estudiantes y empleabilidad, la universidad ha paliado con el plan propio de becas los efectos de los recortes, ha mantenido su compromiso con la gratuidad de las acreditaciones lingüísticas en B1-B2, ha modificado las normas de permanencia con el objetivo de ayudar al progreso del estudiante y también ha mejorado la normativa de prácticas, propiciando que el seguimiento y la evaluación sea más adecuada. Además, también ha sido relevante la aparición de la Coordinadora de Emprendimiento de la Universidad de Granada, UGR Emprendedora, puesto que “la cultura emprendedora debe impregnar todas las acciones”, aseguraba la rectora, y especialmente la participación del estudiantado, la cual de nuevo ha sido fomentada por la Delegación General de Estudiantes. De cara al próximo año, destaca especialmente el proyecto ALUMNI, que pretenderá conseguir una “fidelización” de los alumnos de la UGR con la institución, y también el hecho de que se unirán todos los servicios de estudiantes en un único edificio, la antigua Facultad de Medicina.

En materia de personal docente, la rectora ha destacado un objetivo claro, “la estabilización y la promoción”, creando para ello una oferta de empleo mejor que la de años anteriores, aunque considera que “se deben mejorar los baremos para la contratación del profesorado ayudante doctor”, así como también, “rejuvenecer la plantilla” y controlar “el exceso de profesores asociados”, porque hay que “pasar a una figura más estable de profesorado” y “empezar a cambiar el modo de enseñanza”. Además, también se ha comprometido a que en 2017 se hará un mapa de departamentos que en tiempo real permitirá conocer la actuación que tiene cada profesor.

Otros puntos de la memoria anual han ahondado en varios temáticas, entre ellos, especialmente la docencia, donde destaca la consolidación del mapa de titulaciones, la implantación de un nuevo grado y varios títulos de posgrado en Melilla y las continuas ayudas a doctorados, así como también de cara al 2017, la ampliación de las ofertas de plazas de másteres, la creación de programas específicos de doctorado en áreas que no tengan o la propuesta de modificación del calendario académico de 2017/2018. La investigación también ha sido “muy importante”, por lo que en el próximo año se pretenderá “fomentar la investigación de excelencia”, aseguraba Aranda. Por último, en cuanto a extensión universitaria, la rectora ha señalado la importancia de incrementar el número de técnicos.

Interés también han causado otros temas que se han aprobado durante el año, como el Protocolo contra el Acoso de la UGR, las iniciativas de UGR Solidaria,la igualdad e inclusión de personas discapacitadas y con necesidades de apoyo educativo, la recuperación del Campus Náutico de Cubillas a través del CAD, la creación de la Tarjeta Universitaria Inteligente, la nueva imagen corporativa de la UGR, la reducción de la deuda de la Junta de Andalucía con la UGR (71%), o las reparaciones en cubiertas de edificios para cumplimiento de IEE’s, entre otras.

Por su parte, la Delegación General de Estudiantes, que ha votado a favor de la  aprobación de la memoria anual, ha emitido un comunicado en el que expresan sus razones, “Entendemos que se está trabajando en la dirección correcta en lo referido al sector de Estudiantes desde una óptica de la inclusión y partiendo de una visión social de la Universidad que celebramos, más allá de sentir que la Representación Estudiantil está siendo cada vez más respetada en el seno de nuestra universidad”. Además, de cara al año que viene, la delegación quiere trabajar en un nuevo modelo de gestión del servicio de información y participación estudiantil y promover un Plan de apoyo al fomento de la representación estudiantil.

Al finalizar la sesión se ha dado oportunidad a todos los asistentes de emitir algún comentario, ruego o pregunta en relación con este Claustro que ha dejado más claro que nunca, que la UGR es la universidad de las personas y que avanza a pasos agigantados hacia ese modelo de universidad del siglo XXI que se necesita hoy en día. La sesión ha contado con la participación de un grupo elevado de estudiantes (DGE)

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *