La UMA ahorrará medio millón en la factura de la luz con la compra centralizada de energía


La Universidad de Málaga podrá ahorrar al año cerca de medio millón de euros en la factura de la luz gracias a un convenio firmado con la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, por el que la institución académica se integrará en la Red de Energía de la Junta de Andalucía (Redeja), organismo que lleva a cabo la gestión centralizada de los recursos energéticos de entidades públicas andaluzas, entre ellas, hospitales, centros educativos y universidades.

Así, según las estimaciones del Gobierno andaluz, la UMA pagará por su factura eléctrica 484.659,40 euros menos, solo por adherirse a la Red e incorporarse al contrato centralizado, es decir, un 16,18% menos de lo que gasta actualmente. El acuerdo ha sido rubricado este viernes en el Rectorado de la UMA, entre el rector de la Universidad, José Ángel Narváez, y el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado.

La UMA se une así a otras siete universidades en Andalucía que ya forman parte de la Red Redeja. En este sentido, según ha adelantado Sánchez Maldonado, para el conjunto de estas universidades el ahorro que se prevé para los próximo cuatro años es de 1,4 millones de euros anuales. Además del ahorro generado, el titular de Empleo también ha señalado “el incremento de la calidad del servicio en aquellas universidades que presentan obsolescencias” o el mayor “poder de negociación para renovar los contratos”, como otras de las oportunidades que la participación en esta Red ofrece.

Costes estructurales “demasiado elevados” en la UMA

En concreto, la UMA cuenta con 62 suministros de baja y alta tensión correspondientes al alumbrado exterior del Campus, las aulas y grandes edificios docentes, administrativos y de investigación. Estos grandes edificios son los más consumidores y los que podrán conseguir el mayor ahorro en relación al resto, cifrado por la Red en cerca de 379.000 euros anuales.

El rector ha reconocido que “el problema de las universidades” es que los costes estructurales son “demasiado altos”, y que eso “impide” a estas instituciones a “dedicarse a hacer políticas universitarias”. Por ello, ha incidido en que la incorporación de la UMA en la Red es “una oportunidad para ser más eficientes y eficaces en el gasto de los recursos públicos”.

Asimismo, Narváez ha mostrado su intención de aprovechar ese ahorro para “mejorar la calidad de la docencia, la plantilla de profesores y luchar contra la precariedad de profesores e investigadores”. De la misma manera, ha señalado que su propósito es que la Universidad de Málaga pueda incorporarse a otras estrategias de la Junta de Andalucía para disminuir gastos.

Por otro lado, el rector de la UMA también ha señalado como otro “problema” de las universidades la “obsolescencia”, esperando que este convenio también “permita renovar esa situación”. “De hecho en estos cuatro años nosotros tenemos un plan de renovación de los edificios, sobre todo para analizar y reducir el consumo energético”, dentro del Vicerrectorado de Smart Campus. Así, ha precisado que la Universidad hará un estudio, apuntando que “una de las ventajas” de la incorporación a la Red es que servirá para “actualizar y modernizar la situación en algunos edificios, porque el objetivo es que el consumo sea cada vez el menos posible”.

Ocho universidades andaluzas en Redeja

Ya forman parte de Redeja ocho de las diez universidades andaluzas: Almería, Cádiz, Granada, Huelva, Jaén, Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), Pablo de Olavide, y la recién incorporada, la de Málaga. Todas ellas, con un total de 171 suministros, conseguirán un ahorro global en la factura energética de 1,4 millones de euros anuales, según las previsiones de la Junta. A esto se suma los más de dos millones de euros que ya ha ahorrado el sector universitario entre enero de 2012 y diciembre de 2015 gracias a su pertenencia a la Red.

Redeja, gestionada por la Agencia Andaluza de la Energía, se creó por acuerdo del Consejo de Gobierno en junio de 2007 para impulsar dentro de la administración andaluza principios de ahorro y diversificación energética e implantar en sus edificios instalaciones de energías renovables. Esta Red lleva a cabo la gestión específica, profesionalizada y coordinada de los recursos energéticos de toda la Junta de Andalucía.

Entre los servicios que presta se encuentran la elaboración de estudios energéticos, la gestión de los contratos energéticos centralizados, la realización de inversiones en equipamiento e infraestructuras, el seguimiento de las instalaciones para asegurar su eficiencia energética, así como el asesoramiento y formación en la implementación de la normativa energética vigente.

Los centros públicos de consumo adheridos a la Red de Energía son muy diversos, tanto en uso (hospitales, institutos de enseñanza secundaria, oficinas administrativas, etc.) como en tamaño y consumos eléctricos (grandes consumidores como los complejos hospitalarios y pequeños como oficinas de empleo, etc.).

Actualmente, Redeja está constituida por más de 100 entidades adheridas, incluidas todas las consejerías, que integran unos 4.000 edificios y cerca de 5.000 suministros eléctricos con un consumo anual cercano a los 800 GWh, el equivalente al consumo de 40 millones de bombillas.

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *