La UMA desarrolla una investigación sobre el impacto socioeconómico de la COVID19

La UMA desarrolla una investigación sobre el impacto socioeconómico de la COVID19




Las consecuencias de la COVID19 van más allá de la propia enfermedad. La crisis económica generada por la enfermedad está siendo uno de los elementos a estudio como medida de la influencia de la pandemia en la población. Desde la Universidad de Málaga, un grupo de investigadores ha desarrollado una nueva metodología para analizar la vulnerabilidad y el impacto socioeconómico de los barrios de la ciudad ante el coronavirus. 

Sumando diferentes disciplinas, el proyecto liderado por el catedrático de Geografía Física Damián Ruiz Sinoga, busca determinar el impacto socio-económico y también ambiental que la enfermedad del coronavirus ha tenido en Málaga, con el fin de realizar un diagnóstico de su incidencia por barrios, evaluando un posible efecto desigual. Para ello, cuenta con una financiación de 60.000 euros aportados por la Junta de Andalucía para su desarrollo durante un año.

El equipo de investigadores tiene planteada la creación de una cartografía temática a partir de índices de vulnerabilidad social, económica y ambiental de cada barrio de Málaga antes y durante la pandemia. En concreto se centrarán en las áreas especialmente sensibles, calculando la tasa de incidencia de la COVID-19 por barrio y tramos de edad y sexo. Además, se estimarán las tasas de mortalidad y se estudiarán los patrones de propagación. Finalmente, también se analizará la capacidad de resiliencia de las áreas afectadas.

Actualmente, los investigadores de la Universidad de Málaga se encuentran en la fase de gestión de variables, recopilando información facilitada por la Dirección General de Tráfico (DGT), los servicios sociales de los ayuntamientos, el Ministerio de Trabajo (SEPE) y el Servicio Andaluz de Salud (SAS). También están realizando encuestas en toda el área metropolitana.

Recursos para la vulnerabilidad

Tal y como señala Ruiz Sinoga “la COVID-19 puede conllevar a que algunos de los barrios más frágiles de Málaga queden aún más atrás de lo que ya estaban”. De este modo, el trabajo que se plantea desde la UMA busca analizar la situación pre-COVID para poder llevar a cabo actuaciones de respuesta, prevención y contención que palien las consecuencias de la pandemia en barrios concretos, estableciendo prioridades.

Este proyecto agrupa a varias líneas de I+D+i: territorial, social, económica y asistencial, así como el manejo de bases de datos, por lo que están involucrados investigadores de diferentes facultades, entre los que destacan la profesora Elena Barcena, de Estudios Sociales y del Trabajo, y Julián Molina, de Económicas. También cuenta con la colaboración de la Fundación CIEDES y del Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU). Desde la propia Universidad de Málaga sumarán sus conocimientos los profesores Salvador Pérez, Francisca García y Susana Cabrera (Facultad de Económicas); Benjamín Galacho (Filosofía y Letras); María de las Olas Palma, María del Carmen García y Rafael Arredondo (Estudios Sociales y del Trabajo), y Pedro Marín y Macarena Palomares (OMAU) participan en esta iniciativa.


Compartir