La UMA premia la labor de nueve jóvenes investigadores


Como cada año, la Universidad de Málaga (UMA) ha puesto en valor el trabajo y el esfuerzo de los jóvenes investigadores con los Premios de Investigación de la Fundación General (FGUMA). La octava edición de estos galardones ha premiado a nueve proyectos científicos vinculados a todas las ramas del saber, desde las Ciencias, las Humanidades, Ciencias Jurídicas o el área de Ingeniería y Arquitectura. En concreto, son cinco primeros premios dotados con 1.800 euros y cuatro accésit de 1.000 euros.

En el acto, que ha tenido lugar en el Rectorado de la UMA, han participado la vicerrectora de Investigación, María Valpuesta; la directora general de la FGUMA, Ana Cañizares; la responsable académica de la FGUMA, Teresa Prieto, y el director comercial de Andalucía Oriental de Banco Santander, Ángel Castellanos.

En el área de Ingeniería y Arquitectura, el primer premio ‘Juan López Peñalver’ ha recaído en un proyecto desarrollado por Mario Javier Durán Martínez, enmarcado en una investigación que estudia lo que se denomina como “tolerancia fallo”, un sistema que permite que cuando se produce un error en una máquina, ésta pueda seguir operando de manera continuada mientras se resuelve el problema, lo cual genera claras ventajas.

El sistema ya está siendo utilizado en la práctica por algunas empresas y es aplicable a máquinas eléctricas no convencionales, tanto con motor (vehículos eléctricos) y como con generador (sistemas eólicos). Además, en esta categoría el accésit le ha correspondido al trabajo titulado ‘Optimal Cycle Program of Traffic Lighy with Particle Swarm Optimazation’, presentado por José Manuel García Nieto.

Por su parte, el premio ‘Margarita Salas’ del área de Ciencias, ha sido para un trabajo desarrollado por Sonia Osorio Algar, que estudia la mejora del cultivo del tomate, a través de la investigación de diferentes encimas implicadas su maduración y que tienen compuestos que dan un mejor sabor.

Además, el jurado decide conceder por unanimidad el accésit al trabajo titulado “Dehydration of Xylose to Furfural over MCM-41-Supported Niobium-Oxide Catalysts”, presentado por Cristina García Sancho.

En el área de Ciencias Jurídicas y Sociales, el primer premio ‘Marjorie Grice-Hutchinson’ ha sido para un artículo vinculado a un proyecto que trata de evaluar la eficacia, eficiencia y efectividad de la Ley Integral de Violencia de Género, de la investigadora Lorea Arenas García. Dicho estudio analiza las percepciones que de una manera u otra están relacionados con esta normativa (víctimas, agresores, operadores jurídicos y tejido asociativo) para conocer todas las posibles percepciones respecto al problema.

“Lo que concluye el artículo es que cada agente social, en función de su posición, ve la ley de una manera diferente”, ha señalado Arenas, quien ha explicado que “sorprende” la visión que tienen los agresores sobre la violencia de género, “muy marcada de estereotipos y sin culpabilidad”, y también la “perspectiva pesimista” de los agentes jurídicos “que sienten que están muy colapsados”. “Faltarían más recursos para dotar a la Ley Integral para que despliegue sus verdaderos efectos”, ha concluido.

Por otro lado, atendiendo a la calidad de la investigación y a la complejidad metodológica, el Jurado ha decidido otorgar el accésit al trabajo titulado ‘Gender and poverty risk in Europe’, presentado por Elena María Bárcena.

Por su parte, el premio ‘Severo Ochoa’ de Ciencias de la Salud ha recaído en un proyecto que estudia las enfermedades a partir de una descomposición de sus síntomas, lo que según el autor del estudio, Armando Reyes Palomares, “permite conocer mejor la relación entre los genes que pueden estar relacionados y que presentan una mutación”. “Eso nos permite deducir los procesos biológicos que están funcionando mal en el paciente”, ha subrayado.

En este caso el accésit ha recaído en el trabajo ‘4-Methylumbelliferone Inhibits Angiogenesis In Vitro and In Vivo’ de Javier Alejando García-Vilas García. Por último, el galardón ‘María Zambrano’ de Arte y Humanidades, ha sido para Rafael Malpartida Tirado, por un trabajo titulado ‘Miradas del cine al Berlín en ruinas’.

Durante la entrega de premios, Valpuesta ha destacado que estos premios sirven para valorar y poner de relieve la importancia que tiene la investigación y los jóvenes investigadores. “La investigación es fundamental para el desarrollo de un país, y requiere de muchos años de formación, esfuerzo, trabajo y estudios”, ha subrayado, precisando que se trata de una labor esencialmente vocacional y que, por tanto, es fundamental hacer un reconocimiento público, más allá del que obtengan del ámbito científico con la publicación de sus avances en revistas de impacto.

“No podemos olvidar que el fin de la investigación es la mejora de la calidad de vida y del entorno socioeconómico”, ha insistido la vicerrectora, quien ha sostenido que la labor investigadora “curte y forma un carácter de entrega y de esfuerzo”. “La investigación es algo que está viva”, ha apostillado.

La FGUMA, en colaboración con el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia, y con el patrocinio de Banco Santander, convoca estos premios destinados a jóvenes investigadores de menos de 35 años. El objetivo es impulsar el comienzo de una carrera investigadora de calidad, así como reconocer la labor investigadora de estudiantes de la UMA en distintos campos con sus principales fines.

 


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *