La Universidad de Córdoba, un espacio para vivir

La Universidad de Córdoba, un espacio para vivir


La Universidad de Córdoba se concibe como una institución de Educación Superior cuyo objetivo es la formación integral de su alumnado, así como el fomento del bienestar profesional, personal y social de quienes trabajan en ella.

En estos cuatro años se han puesto en marcha diferentes iniciativas, con el fin de crear un contexto amable para la convivencia, entre las que destacan:

  • Fortalecimiento de las Aulas de Proyección Social y Cultural, concebidas como herramientas para complementar la formación académica, al incentivar el desarrollo de las aficiones, los intereses y las inquietudes de la comunidad universitaria, la cual se ha implicado en actividades relacionadas con el debate, el teatro, la música, la fotografía, la mejora educativa, la infancia o la danza, entre otras.
  • Nombramiento de los becarios UCO-Campus, cuyas funciones han estado vinculadas a la organización de actividades de carácter cultural, deportivo, de igualdad, de atención a la diversidad, y de ocio y tiempo libre, con el objeto de transformar los campus universitarios en espacios de encuentro e intercambio de experiencias personales que faciliten el disfrute y la creación de redes de amistad.
  • Apoyo al voluntariado, especialmente dirigido al colectivo del alumnado, para que valoren el enriquecimiento de quien solidariamente apoya y ayuda al que lo necesita, para que vivan en primera persona los valores que se adquieren al empatizar con otras personas.
  • Inclusión de las personas con diversidad, para que la interacción con personas que tienen diferentes capacidades les permita superar los estereotipos y prejuicios que sustentan una percepción limitante de la discapacidad, sustituyéndola por una mirada justa de defensa del derecho a la igualdad de oportunidades de todos los seres humanos.
  • Atención a la diversidad de orientación sexual, para que experimenten que vivir la universidad es convivir con la pluralidad de personas que la conforman, para que comprendan que las diferencias no han de ser sinónimo de desigualdad, sino fuente de riqueza y oportunidades para el aprendizaje.
  • Incentivación del deporte universitario, creando alianzas con diferentes clubes para fortalecer nuestros equipos universitarios, implantando el bono 40 para los y las estudiantes e introduciendo nuevas modalidades deportivas relacionadas con hábitos de vida saludable.
  • Implantación de la igualdad entre mujeres y hombres como principio de actuación en el contexto universitario, como práctica real y como ámbito para la docencia y la investigación.
  • Oferta de una propuesta cultural creada por la comunidad universitaria, la cual actúa como agente activo y no como mera receptora. Proyectos como Suroscopia, UCOpoética o UCO Urban Music son ejemplos de que la creación juvenil universitaria se proyecta y cosecha éxitos en contextos sociales más amplios.
  • Implantación de medidas de conciliación que permiten flexibilizar horarios, reducir la jornada y adaptar las condiciones laborales para equilibrar la vida personal, familiar y profesional.

En definitiva, en la Universidad de Córdoba pretendemos crear una universidad humanizada, en la que las personas sean el elemento central de la formación y el aprendizaje. Una universidad vivida y sentida, que apasiona, emociona y deja huella en quienes la habitan.

Por Rosario Mérida Serrano
Vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social de la Universidad de Córdoba


Compartir

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *