La Universidad de Córdoba recupera y reubica una importante obra del artista Javier Clavo

La Universidad de Córdoba recupera y reubica una importante obra del artista Javier Clavo


La Universidad de Córdoba, a través del Vicerrectorado de Cultura, Comunicación y Proyección Social, ha restaurado y puesto en valor una importante obra del artista español Javier Clavo (1918 – 1994). La obra fue realizada por el artista para ocupar el salón de actos de la antigua ETSIAM, donde estuvo hasta el momento de su recuperación actual. Tras su restauración, se ha trasladado a la Sala de usos múltiples, en el Campus de Rabanales. La presentación de la pintura en su nuevo emplazamiento ha contado con la asistencia del rector José Carlos Gómez Villamandos; el vicerrector de Cultura, Comunicación y Proyección Social, Luis M. Medina; el vicerrector de Investigación y Desarrollo Territorial, Enrique Quesada; el vicerrector de Coordinación, Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio Cubero; la directora de la ETSIAM, Rosa Gallardo; anteriores directores de la Escuela, como José Ignacio Cubero, Francisco Pérez y Jesús López; el coordinador de Campus de Rabanales, Rafael Jordano; y el director de UCO Cultura, José Álvarez.

La obra de Clavo es una pintura acrílica sobre aglomerado con unas dimensiones de 6 x 4,50 m, montada sobre un robusto bastidor de madera y éste a su vez sobre una estructura metálica que permitía su desplazamiento en la cabecera del antiguo salón de actos. La intervención ha consistido en el apeo de la obra tras su desmontaje de la estructura y su posterior fragmentación para posibilitar el traslado y montaje. La restauración, consistente en una profunda limpieza y reintegración de las lagunas existentes en la superficie pictórica se realizó in situ en su nueva ubicación. Las grandes dimensiones de la obra y su emplazamiento había dificultado hasta el momento su recuperación.

Javier Clavo realizó esta obra en 1970, junto a otras intervenciones menores en el edificio proyectado en los años 60 por el arquitecto Fernando Moreno Barberá. Clavo, nacido en Madrid, celebró su primera exposición en Valencia en 1930. A mediados de los 50 marchó a Italia, donde continuó formándose hasta su vuelta a España una década después. Autor de una personal figuración expresionista y cultivador de numerosas técnicas además de la pintura, como la escultura, el grabado, el mosaico y la ilustración, Javier Clavo representa la imagen del artista total, multidisciplinar y de excelente técnica. Su incursión por la abstracción fue reducida, por lo que la obra recuperada por la Universidad de Córdoba viene a acrecentar el importante legado que la pintura informalista dejó en la historia del arte contemporáneo español.


Compartir