La Universidad de Málaga comenzará el próximo curso con docencia presencial

La Universidad de Málaga comenzará el próximo curso con docencia presencial



La Universidad de Málaga comenzará el curso 2021-22 con una docencia presencial, según ha acordado hoy el Consejo de Gobierno, que ha dado luz verde al marco para la organización de enseñanzas, que también prevé dos escenarios alternativos si las condiciones sanitarias así lo requieren: un ‘Escenario A’ de modalidad semipresencial o híbrida y un ‘Escenario B’ de modalidad semipresencial restringida. 

El plan incluye un marco normativo en el que se recogen los diferentes supuestos de actuación ante la evolución de la pandemia en los meses futuros. Con las pautas de vacunación bastante avanzadas, la presencialidad es la realidad más probable, con las medidas necesarias para garantizar en todo momento la seguridad sanitaria de la comunidad universitaria.

La modalidad presencial mantendrá las medidas higiénico-sanitarias vigentes en cada momento (ventilación de recintos, uso de mascarillas y normas de higiene). No habrá necesidad de distancia social que exija una reducción significativa del aforo de aulas y laboratorios, por lo que los horarios y grupos serán convencionales (como en cursos anteriores a la pandemia) y no se aplicarán las medidas descritas en las addendas de las guías docentes de las asignaturas.

Un ‘plan B’ por si la pandemia empeora

No obstante, si la pandemia empeora, se ha diseñado un ‘Escenario A’, que prevé una modalidad semipresencial o híbrida. La docencia en este caso sería presencial, pero, para mantener la distancia social y la consiguiente reducción de aforos en las aulas y laboratorios, podría incluir sesiones a distancia, utilizando medios telemáticos. Los horarios y grupos tendrían una planificación similar al escenario bimodal A del curso 2020-21, en el que se compaginaban docencia en línea con presencial, en la medida en que la organización académica y los aforos de los recintos así lo permitieran.

La UMA también plantea otra organización en el caso de que los datos de la COVID-19 empeoraran y las autoridades sanitarias impusieran más restricciones. Se trata del ‘Escenario B’, con modalidad semipresencial restringida. Se corresponde con el establecido en el curso 2020-21 a partir de la Resolución Rectoral de 9 de noviembre de 2020, con docencia teórica en línea y prácticas experimentales y similares de forma presencial.

En este caso extremo la docencia sería no presencial, incluidas todas las actividades formativas y las tutorías, a excepción de la realización de prácticas experimentales, rotatorios, practicum o actividades similares que se podrán llevar a cabo de forma presencial adoptando las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias.


Compartir