12.5 C
Málaga
3 marzo, 2024
Sevilla

La UPO renueva sus acreditaciones para la reducción de la huella de carbono

La UPO renueva sus acreditaciones para la reducción de la huella de carbono

La Universidad Pablo de Olavide ha obtenido los sellos ‘Calculo’ y ‘Reduzco’ para la reducción de la huella de carbono que otorga la Oficina Española de Cambio Climático del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con el objetivo de reconocer los esfuerzos de las organizaciones españolas en el cálculo y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad.

El reciente informe publicado por la Delegación del rector para el Campus Sostenible recoge que la UPO ha vuelto a reducir su huella de carbono relativa, que se calcula de forma trienal, desde 2020 a 2022. Desde el año 2018, la Universidad ha reducido su huella y, en concreto, el dato del último trienio es un 5,2% menor respecto al trienio anterior (2019/2021).

La huella de carbono total de la institución sevillana en el año 2022 fue de 3.449,46 tCO2e. De este total, las actividades recogidas en el alcance 1 (emisiones que se realizan de forma directa) apenas suponen el 13%, donde es llamativa la contribución de la fuga de gases fluorados a las emisiones totales frente a las actividades clasificadas en el alcance 2 (emisiones indirectas por el uso de energía eléctrica).Sellos ‘Calculo’ y ‘Reduzco’ para la reducción de la huella de carbono

El delegado del rector para el Campus Sostenible, Antonio Gallardo Correa, destaca que “la UPO tiene todavía un margen importante para seguir reduciendo la huella de carbono. Entre las medidas con las que se cuentan, están la modernización de los sistemas de climatización, la mejora en las envolventes de los edificios, el mantenimiento del plan de ahorro energético, la mejora del porcentaje de origen renovable de la energía suministrada por REDEJA reflejada en las facturas y la puesta en marcha de la planta fotovoltaica”.

Acción contra la huella de carbono

La Universidad Pablo de Olavide ha estado implementando en los últimos años el cálculo de la huella de carbono derivada de las actividades que se desarrollan en sus instalaciones como punto de partida para alcanzar el objetivo de la descarbonización del campus en el contexto actual de cambio global. Con las certificaciones sumadas este año, la UPO cuenta con el sello ‘Calculo’ para los años 2019, 2020, 2021 y 2022; así como el sello ‘Reduzco’ en los años 2021 y 2022.

Además del cálculo de la huella de carbono de la UPO en los alcances 1 y 2 para el año 2022, la Universidad ha realizado una primera aproximación al cálculo del alcance 3 (emisiones que provienen de la cadena de valor de una organización y no están bajo el control de esta). Para todo ello, se ha seguido el estándar del Greenhouse Gas Protocol Corporate Standard (GHG Protocol), desarrollado por Word Resources Institute y World Business Council for Sustainable Development, recomendado para el cálculo de la huella de carbono en una organización, y la Norma ISO 14064; así como la Guía para el Cálculo de la Huella de Carbono del Ministerio.

Plan de reducción de emisiones para el año 2023

El cálculo de la huella de carbono de la UPO en el año 2022 ha servido como base para la identificación de nuevas fuentes de emisión que, de otro modo, difícilmente podrían ser inventariadas de una forma tan sistemática.

Por otro lado, una vez superada la primera etapa de cálculo, se presentó una estrategia para analizar y planificar un Plan de Reducción con un objetivo que debería alcanzarse en 2023: el 15% de las emisiones de la Universidad. Esto implicaría que las medidas adoptadas deben suponer, en conjunto, una reducción de emisiones en torno a 540 tCO2e sobre el total de la UPO o de 0,033tCO2e por miembro de la comunidad universitaria.

El informe de la Delegación del rector para el Campus Sostenible propone una mejora de las medidas existentes y otras de nueva implementación como la revisión y mejora continua de los equipos de climatización para evitar fugas, la sustitución de los equipos en las cocinas que funcionan con propano por equipos eléctricos o el uso de calefacción en función de la temperatura, entre otras. Estas medidas están encaminadas principalmente a la reducción del consumo eléctrico, ya que el 85% de las emisiones de la UPO están asociadas al alcance 2.

Estas se completan con una medida a largo plazo como es la instalación de 3.432 paneles fotovoltaicos en el campus que pueden generar hasta el 30% de la energía eléctrica que se utiliza.


Compartir

Otras noticias de interés

Convocados los XI Premios de Implicación Social del Foro de Consejos Sociales de Andalucía

Alexis Ojeda

UPO analiza en un Congreso Internacional las poblaciones

Alexis Ojeda

Alex Chow: “Hicimos cosas que no se nos habrían ocurrido ni en un millón de años sin la ocupación”

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies