La utilización de mascarillas en las Universidades: recomendable pero no obligatorio

La utilización de mascarillas en las Universidades: recomendable pero no obligatorio


Este mismo miércoles, 20 de abril, entró en vigor el Real Decreto 286/2022 del Ministerio de Sanidad, aprobado un día antes, con el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19. Un cambio muy deseado por la gran mayoría de la población que, como no podía ser de otra manera, también afecta al ámbito académico y plantea la pregunta sobre la utilización de las mascarillas en las Universidades.

En este caso, tanto la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) como las propias universidades públicas de Andalucía se ha pronunciado al respecto. Así, con el fin de informar a sus respectivas comunidades universitarias, cada una de las instituciones de educación superior andaluzas ha emitido un comunicado que en mayor o menor medida sigue la línea recomendada por el Grupo de Trabajo de la Sectorial CRUE-Sostenibilidad. Todas a excepción de la Universidad Pablo de Olavide, que emitirá su valoración e indicaciones hoy viernes, 22 de abril.

Recomendación de la CRUE sobre las mascarillas en las Universidades

Según un comunicado emitido por la comisión sectorial de Crue-Sostenibilidad, desde CRUE aconsejan seguir utilizando la mascarilla en espacios interiores de instalaciones universitarias de uso compartido (aulas, laboratorios, talleres, salas de reuniones, salones para actos académicos, etc.), especialmente cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad sanitaria y la ventilación adecuada.

Así se refleja en las recomendaciones sobre el uso de las mascarillas en las Universidades que ha trasladado a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de las Universidades Españolas. Consejo, que no obligación, a seguir al menos hasta la finalización del actual curso universitario 2021-2022. Además, en dicho texto también recomiendan seguir manteniendo los protocolos de ventilación de locales y dependencias interiores, así como seguir recomendando la higiene de manos.

Indicaciones por universidades

Una vez emitido dicho comunicado por parte de Crue-Sostenibilidad, la pelota sobre el uso de mascarillas en las Universidades ha recaído en cada una de las instituciones académicas. Así, en el caso de las andaluzas, la situación por la que han optado cada una sería la siguiente:

Universidad de Almería: con el fin de adaptarse a la nueva normativa estatal, la UAL recuerda que es importante “seguir actuando con responsabilidad y prudencia”. Por ello recomiendan para las actividades académicas y extra académicas realizar una ventilación continua y adecuada, y respetar la distancia interpersonal siempre que sea posible.

Asimismo, en espacios cerrados compartidos, “se aconseja utilizar mascarilla, aun no siendo obligatoria”; además de las dos recomendaciones mencionadas anteriormente. Medidas que, en el caso de trabajadores especialmente sensibles, la institución almeriense mantiene la recomendación del uso de mascarilla FFP2.

Universidad de Granada: previo a la reunión del Comité de Seguridad y Salud de la UGR (convocado para hoy viernes), la institución granadina ha establecido varias recomendaciones acordes al dictamen del grupo de trabajo de Crue-Sostenibilidad como la de seguir utilizando la mascarilla en espacios interiores de instalaciones universitarias de uso compartido (aulas, laboratorios, talleres, salas de reuniones, salones para actos académicos, etc.), especialmente cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad sanitaria y la ventilación adecuada; seguir manteniendo los protocolos de ventilación de locales y dependencias interiores; y seguir recomendando la higiene de manos.

Universidad de Málaga: mediante una Resolución del Rector, la institución malagueña también recomienda el uso responsable de la mascarilla en los espacios cerrados, especialmente en aquellos donde no se puedan mantener las medidas de ventilación adecuadas o la distancia interpersonal menor de 1,5 metros, así como en los eventos multitudinarios. Asimismo, al igual que sus homólogas ya mencionadas, recomienda mantener las medidas de ventilación, limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso de los centros de trabajo.

Por otro lado, con el objetivo de que todos en la UMA conozcan estas recomendaciones, comunicará la presente resolución a toda la comunidad universitaria mediante su publicación en el Boletín Oficial de la Universidad de Málaga, en su versión electrónica, así como el envío del correspondiente correo electrónico a las listas de distribución de PDI, PAS y estudiantes. Y, por último, derogará todas las resoluciones administrativas dictadas por el Rectorado que contradigan lo dispuesto en dicha resolución.

Universidad de Jaén: con la emisión de un comunicado dirigido a su comunidad universitaria, la UJA “recomienda” seguir utilizando la mascarilla en espacios interiores de instalaciones universitarias de uso compartido donde no sea posible mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. Además, entre sus recomendaciones también estaría la de mantener el uso de mascarilla en personas vulnerables en cualquier situación; y en todas aquellas personas que tengan o presenten síntomas de una enfermedad respiratoria transmisible. También aconseja mantener la higiene de manos.

Por otro lado, la institución jiennense informa que continuará manteniendo los protocolos de ventilación mecánica y dinámica que “han demostrado su eficiencia durante toda la pandemia”. E indica que estos cambios regulatorios dejan sin efecto la señalética específica relacionada con la Covid que “se irá retirando gradualmente en las próximas semanas”. Así pues, subraya que las nuevas condiciones sanitarias y de regulación “inciden de modo particular en la responsabilidad individual para cuidarse y cuidar de nuestros compañeros y compañeras. Algo en lo que todos los integrantes de la comunidad universitaria hemos destacado desde el inicio de la pandemia”.

Universidad de Córdoba: en el caso de la UCO, el vicerrector de Coordinación, Infraestructuras y Sostenibilidad, Antonio Cubero, ha remitido a la comunidad universitaria varias recomendaciones que incluyen como primer punto “seguir utilizando la mascarilla en espacios interiores”.

En dicha comunicación, traslada que estas recomendaciones de la CRUE han de aplicarse por los diversos servicios de Prevención de Riesgos de las universidades españolas, “al menos hasta la finalización del actual curso universitario 2021-22”. Por ello, del mismo modo, recomiendan “seguir utilizando la mascarilla en espacios interiores de instalaciones universitarias de uso compartido, especialmente cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad sanitaria y la ventilación adecuada”.

Junto a ello, también recomiendan a la comunidad universitaria de la UCO, “seguir manteniendo los protocolos de ventilación de locales y dependencias interiores, además de la higiene de manos”. Un comunicado donde Cubero señala que “si se produjese cualquier novedad al respecto, actualizaremos la información lo antes posible”.

Universidad de Sevilla: desde la Comisión Covid de la institución sevillana han informado a la comunidad universitaria de la US sobre la eliminación de la obligatoriedad del uso de mascarillas en interiores. No obstante, han enfatizado en la recomendación de seguir utilizándolas en los espacios interiores de las instalaciones universitarias de uso compartido. Especialmente en aquellos espacios en los que no se pueda garantizar una distancia mínima interpersonal suficiente y/o que no gocen de buena ventilación.

Igualmente, también recuerdan que la mascarilla sigue siendo obligatoria para aquellas personas positivas en Covid-19 con sintomatología leve, asintomáticas o sospechosas con sintomatología que accedan a los espacios universitarios, así como para los contactos estrechos. En estos casos recomiendan el uso de mascarilla de tipo FFP2.

Universidad de Cádiz: según la información remitida por la institución gaditana y recogidas por el medio ‘La Voz de Cádiz’, desde este miércoles 20 de abril han dado por finalizado el uso obligatorio de la mascarilla en interiores. Medida a la que se suman el fin de otras restricciones propiciadas por la pandemia así como la “señalización de obligatoriedad”, retirando así “toda la señalización que aluda al uso obligado de mascarillas” al igual que “las mamparas de seguridad quedan retiradas”. Asimismo, “el CAU Covid tanto de los Centros como el general de la Universidad para el control del seguimiento de contactos se desactivará. Y por último, los códigos QR que estaban vinculados a la obligación de seguimiento de contactos, decaen”.

Por supuesto, desde la UCA piden precaución y responsabilidad a todos los miembros de la comunidad universitaria. Y aseguran que podrían retomarse estas medidas si fuese necesario, siguiendo en este caso las directrices del Servicio Público de Salud. Además, piden respeto para aquellas personas que decidan seguir llevando aún las mascarillas.

Universidad de Huelva: cumpliendo con el Real Decreto 286/2022, la UHU ha establecido también como normal general el fin de la obligatoriedad de mascarillas en interiores. No obstante, aluden a un uso responsable, especialmente en espacios cerrados de uso público donde las personas permanecen un tiempo prolongado. Por ello, siguiendo el comunicado de Crue-Sostenibilidad sobre el uso de mascarillas en las Universidades, recomiendan también el seguir utilizándola en espacios interiores con poco espacio interpersonal, mantener los protocolos de ventilación de espacios y continuar con una correcta higiene de manos.

Universidad Pablo de Olavide: en el caso de la UPO, tras la reunión celebrada hoy por su Comisión Covid, será a partir del lunes 25 de abril cuando deje de ser obligatorio el uso de la mascarilla en los espacios interiores y exteriores de la Universidad. Una decisión que sigue las recomendaciones de Crue-Sostenibilidad sobre el uso de mascarillas en las universidades, recomendando también el uso de las mascarillas en espacios interiores, especialmente cuando la distancia interpersonal no sea suficiente y/o no consten de una adecuada ventilación.

De este modo, recomiendan seguir utilizándolas en lugares con mucha afluencia de personas o en eventos multitudinarios. Y “enfáticamente”, recomiendan su uso por aquellas personas cuyas circunstancias personales les hagan más vulnerables a la infección por Covid-19.


Compartir