Las investigadoras podrán prorrogar un año el último sexenio vivo de investigación por cada permiso de maternidad

Las investigadoras podrán prorrogar un año el último sexenio vivo de investigación por cada permiso de maternidad


El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidad ha sumado a la normativa de la evaluación de la actividad investigadora un anexo que establece la posibilidad de que las mujeres funcionarias de cuerpos docentes universitarios puedan prorrogar el último sexenio vivo un año por cada permiso que disfruten por nacimiento, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, a efectos del cómputo de los tramos de investigación para la evaluación de la actividad científica e investigadora.

Tal y como recoge la norma, publicada por el Boletín Oficial del Estado en la jornada de ayer miércoles, “los funcionarios de cuerpos docentes universitarios que se encuentren en excedencia para atender el cuidado de uno o varios hijos, o de un familiar que se encuentre a su cargo, podrán incluir en su solicitud de evaluación de sexenios los años – y las aportaciones publicadas en dichos años– en que hayan permanecido en dicha situación administrativa de excedencia”.

Esta medida forma parte una estrategia integral que busca alcanzar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Así, la norma señala que, a efectos del cómputo de los tramos de investigación para la evaluación de la actividad científica e investigadora, las mujeres que así lo deseen podrán prorrogar el último sexenio vivo un año por cada permiso que disfruten por nacimiento, sin que el hecho ser madres afecte a su labor investigadora. Siendo el requisito establecido que los permisos deberán haber sido disfrutados en el período extendido entre los dos años anteriores a la entrada en vigor de esta resolución y los seis años posteriores del último sexenio en tramitación.

Desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), la delegada de Igualdad de CRUE y rectora de la Universitat Jaume I, Eva Alcón, ha valorado la medida de forma positiva, señalando que “es un ejemplo de los avances que se pueden producir cuando las instituciones van de la mano, trabajando en una misma dirección”.


Compartir