Las universidades andaluzas afrontan el año con un incremento general de sus presupuestos

Las universidades andaluzas afrontan el año con un incremento general de sus presupuestos


El año 2019 finalizó con la presentación de los presupuestos generales por parte de las instituciones académicas, exceptuando Sevilla y Málaga, quienes los han prorrogado. Como marca la legislación, tras su aprobación por parte de los Consejos de Gobierno los presupuestos pasaron a los Consejos Sociales, quienes aprobaron a  su vez las cuentas de ingresos y gastos.

Tras unos presupuestos de 2019 marcados por la incertidumbre económica y política, 2020 se ha presentado como un año con mayor estabilidad. Desde la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad el pasado mes de octubre se dio la cifra de 1.652 millones destinados a a los programas de universidades e investigación. Estos presupuestos suponen un incremento de casi 50 millones respecto a la asignación anterior.

En general, destaca de todas las universidades el incremento presupuestario, exceptuando a la Universidad de Cádiz, la cual ha congelado este año sus presupuestos, solo aumentando un 0,01%.  Por parte de la UCA, se subraya la falta de un sistema ‘más igualitario’ en el reparto, donde las universidades más grandes (Sevilla y Granada) se llevan la mayor parte del presupuesto general, debido a la conformación del mismo, el cual dejaría a las instituciones más pequeñas con más ajustes.

UAL: un ritmo en constante crecimiento

En constante aumento. Así podrían calificarse los presupuestos de la Universidad de Almería ya que, año tras año, su cuantía crece. En algunos casos a muy buen ritmo, rondando entre el 5-8% en los últimos años; y en el caso de 2020, de forma mucho más moderada, con solo un 2,09 por ciento respecto a 2019, lo que daría un total de 103.460.528,31 euros. Un aumento “por debajo de lo previsto debido a la merma en las partidas por parte de la Comunidad Autónoma”, señalan desde la UAL. De este modo, los recursos propios alcanzan los 15.569.624,46 euros (15,05%), y los 87.890.903,85 euros restantes (84,9%) constituyen la financiación ajena.

A pesar de ello, desde la UAL insisten en que se mantendrá, en la medida de lo posible, el esfuerzo presupuestario en prácticamente todas las partidas; reforzando las que sostienen las principales tareas asignadas a la Universidad, la docencia y la investigación. Un compromiso para el que, además de renovar equipos informáticos y reforzar sus políticas de becas, la UAL afrontará su mayor esfuerzo en infraestructuras de la última década. Plan en el que destacan, entre otras acciones, una nueva planta de aulas en el edificio de Ciencias de la Salud o la reforma del Edificio del Estudiante. Además, se mantiene una partida, en este caso de 100.000 euros, destina a la iniciativa del Presupuesto Participativo.

En cuanto a la coordinación de estas actuaciones previstas, y a falta de elaborar un nuevo Plan Estratégico, se llevarán a cabo bajo el manto del recién finalizado, el del ‘horizonte 2016-19’, mediante cinco líneas estratégicas prioritarias centradas en: las Personas; Innovación y Calidad Docente e Investigadora; Internacionalización; Interacción con la Sociedad; y Principios y Valores de Buen Gobierno. Así, cabe señalar que del total, un 40, 60% del presupuesto se dedicará a Docencia, el 20,36% a Investigación y el 18,35% a Gastos Generales; repartiendo el 20,69% restante entre el resto de partidas como Cultura y Compromiso Social, Internacionalización o Dirección y Administración General.

La UCA “congela” sus cuentas

De cara a este 2020, se podría decir que la Universidad de Cádiz se enroca en cuanto a sus presupuestos se refiere. La institución gaditana, a diferencia del resto de sus compañeras andaluzas, no verá incrementada su cuantía presupuestaria y contará con 165.066.891 euros; apenas un 0,01% más respecto al año anterior. El principal motivo que ha llevado a la UCA a mantener dicha postura se debe, principalmente, al reparto de financiación autonómica que se realiza entre las distintas universidades. Cifras que se presuponen a la hora de realizar los presupuestos, pero que después pueden resultar insuficientes para asumir los planes previstos.

De este modo, abogando por la responsabilidad en la ejecución del gasto, en 2020 el presupuesto de la UCA se mantiene respecto a 2019. Una acción con la que, para poder atender el incremento en gastos de personal y corrientes (partidas con mayor peso en los presupuestos), necesitará reducir otras partidas destinadas al funcionamiento ordinario de la institución como el de instalaciones. Así, comienza un año presupuestario donde, señalan desde la UCA, “el Capítulo I de gastos de personal en el ejercicio 2020 se incrementa ante un escenario incierto de financiación”.

Analizamos los presupuestos para 2020 aprobados o prorrógados por las Universidades Públicas de Andalucía tras los acuerdos con la Junta

UCO: una apuesta por el empleo

La Universidad de Córdoba este año 2020 contará con un presupuesto general que roza los 175 millones de euros; cifra que supone un incremento del 5,78%  respecto al ejercicio anterior. Números en los que el apartado de ‘Gastos de Personal’ cobra especial relevancia al gozar de una asignación total presupuestada de 105,3 millones de euros, representando así el 60,28% del total. Asimismo, en referencia a la previsión de inversiones en obras y equipamientos, dicha partida experimentará este año una subida del 18,22% de manera que, en su conjunto, el apartado de inversiones contará con una cuantía equivalente a casi dos millones de  euros.

En este punto, habría que subrayar que el Proyecto de Presupuesto de la UCO refuerza investigación, infraestructuras y proyección internacional; y se alinea con los objetivos reflejados en el Plan Estratégico de la institución. Además, la financiación básica estructural se ha incrementado en un 6,84%, con respecto a la presupuestada en 2019, debido a la consolidación de la Financiación Básica de Investigación y una menor previsión en presupuesto de las inversiones. Presupuestos donde destacan especialmente los mayores ingresos obtenidos por la UCO procedentes de la Unión Europea, junto con un incremento del 15,35% de los recursos obtenidos por contratos y aportaciones de entidades locales y fundaciones.

Por último, destacar que en las cuentas para 2020 la UCO destinará partidas para atender la contratación del Plan de Empleo Joven (2,3 millones); una convocatoria propia para proyectos de investigación (1,3 millones); o para un mayor ajuste en el resto de la Planes de Excelencia, Coordinación y Apoyo, con casi 262 millones de euros.

UJA: nuevos retos para 2020

El Consejo Social de la UJA aprobó a finales del mes pasado el presupuesto de la institución universitaria jiennense para el año 2020, que asciende a un total de 114.878.000 euros, un 2.32% superior al del ejercicio anterior. Esta suma se dedica principalmente a atender los gastos de personal, con cerca de un 70% del total (más de 78 millones). Por otra parte los gastos corrientes en bienes y servicios contemplan más de 16 millones (más del 14% del presupuesto) y las inversiones reales (gastos en inversiones inmateriales y materiales) incluyen 14 millones.

A nivel de infraestructuras destacan las partidas presupuestarias destinadas a la adaptación de las plantas 2ª, 3ª y 4ª del Edificio de la antigua Escuela de Magisterio, la adecuación de espacios en el Edificio C-6 para el Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva o la construcción de un nuevo Edificio de Laboratorios de Investigación en el Campus.

Igualmente, destaca el esfuerzo dedicado a becas y ayudas para los estudiantes, así como para las prácticas de empresas, la movilidad internacional, becas asistenciales, contratos predoctorales y postdoctorales, y becas de atracción del talento dentro del capítulo referente a transferencias corrientes (de casi 5 millones de euros). El rector de la UJA, Juan Gómez, recalca por su parte que el presupuesto de apoyo a la Investigación se ha incrementado notablemente en los últimos años, pasando de una dotación de 1.98 millones de euros en 2015 a 2.5 millones de euros en 2020. Y destaca la partida destinada este año a la transferencia del conocimiento y a la inserción laboral (en torno a 800.000 euros). La formación complementaria, la proyección de la cultura o la apuesta por la internacionalización son otras de las propuestas estratégicas contempladas en este presupuesto.

UGR: compromiso social con la provincia

El presupuesto de la Universidad de Granada para 2020 supera los 480 millones de euros, lo que supone un 13.22% más que el año pasado. La rectora de la UGR, Pilar Aranda, destaca que se trata de un presupuesto “social y comprometido” con el entorno, y que mientras que el 70% del mismo lo aporta principalmente la Junta de Andalucía el 30% restante proviene de “fondos propios”.

Más de 324 millones de este presupuesto están destinados a los gastos de personal (lo que supone una crecida de más del 8% con respecto a 2019) tanto en lo que se refiere a la creación de nuevos puestos de trabajo como al mantenimiento de los puestos ya vigentes. En este punto desde la UGR subrayan que no se reflejará rescisión de contratos por motivos financieros en el año 2020. El capítulo 2 del presupuesto, gastos en bienes corrientes y servicios, contempla algo más de 44 millones, disminuyendo un 5.71% con respecto al año pasado. Esta cantidad está destinada principalmente al mantenimiento y desarrollo de infraestructuras y otros bienes. Otras líneas presupuestarias apuntan a potenciar la investigación, el fomento del empleo, la calidad de la docencia, la cooperación al desarrollo, la movilidad internacional…

Analizamos los presupuestos para 2020 aprobados o prorrógados por las Universidades Públicas de Andalucía tras los acuerdos con la Junta

UMA: Presupuestos prorrogados

Debido al proceso electoral que se ha llevado a cabo en el último trimestre de 2019, la Universidad de Málaga anunció la prórroga de sus presupuestos hasta este primer trimestre de 2020.

De este modo, el ya electo rector de la UMA, José Ángel Narváez, firmó  en la en sesión extraordinaria del Consejo de Gobierno la prórroga de forma automática del presupuesto de 2019 de la institución. Al estar la directiva universitaria en funciones no podía presentar nuevos presupuestos, lo que motivaba que las cuentas no pudieran ser aprobadas antes del primer día del ejercicio económico.

En esa misma sesión del Consejo de Gobierno se se dio luz verde a las directrices generales para la elaboración del presupuesto de 2020, que previsiblemente saldrán durante los próximos días. Tal y como se viene haciendo hasta ahora, estos presupuestos buscan regular los aspectos económicos, con el objetivo de facilitar el desarrollo de la docencia y la investigación, así como la reducción paulatina de las cargas administrativas.

De los presupuestos de 2019, destacaba el incremento de un 6,03%, unos 15 millones de euros, respecto al ejercicio de 2018. En total se disponía de 269.298.357,27 en su estado de ingresos y gastos. El incremento señalado beneficiaba principalmente al Capítulo 1, dedicado a gastos de personal. Cabe destacar que, en el momento de aprobación de estos presupuestos aún no estaba conformado el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía, por lo que tampoco había presupuestos regionales. Actualmente, para la configuración de los presupuestos universitarios, la UMA ya cuenta con una certidumbre política, así como las primeras directrices del modelo de financiación presentado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, el cual fue facilitado a los rectores y rectoras el pasado mes de diciembre, y en el cual instituciones como la malagueña se verían beneficiadas gracias al alto nivel de producción científica y número de estudiantes.

Sevilla: prórroga de cuentas en la US y ajuste en la UPO

Universidad de Sevilla

En el caso de la Hispalense, al igual que la Universidad de Málaga, los presupuestos de 2020 han sido resultado de la prórroga de los presupuestos para 2020. El pasado 20 de diciembre la US hizo efectiva la prórroga con una cuantía de 488.110.565 euros en sus estados de gastos e ingresos.

Con esta medida se prorrogarán para el ejercicio de 2020 los créditos iniciales del presupuestos de la US de 2019 en los distintos capítulos tanto de ingresos como de gastos para el presente año, salvo los relativos a aquellas actuaciones que finalizaron en 2019. Esta medida pasaría a eliminarse en cuanto se presenten los nuevos presupuestos, los cuales podrían ser efectivos tras el proceso electoral que llevará a la elección de un nuevo rector o rectora en la US este 2020.

Como en sus homólogos, el Capítulo 1 (gastos de personal) es el apartado más alto, con un gasto total de 333.318.550 euros. Situada como una de las universidades de mayor tamaño en Andalucía (junto con Granada), la Universidad de Sevilla sería una de las más beneficiadas del futuro modelo de financiación, consolidada gracias a su alto “nivel de excelencia” y por el mayor número de estudiantes matriculados.

Universidad Pablo de Olavide

Los presupuestos para 2020 de la Universidad Pablo de Olavide cuentan con un incremento del 4.93% más que el ejercicio anterior, alcanzando los 86.446.775 euros.

De los datos de la UPO destaca en lo referente a la financiación básica 62.116.458 euros procedentes de la Junta de Andalucía, un incremento del 2,81% respecto al año anterior. Tras los acuerdos para los planes de excelencia, a la suma aportada por la Junta de Andalucía la Universidad Pablo de Olavide ha añadido a sus presupuestos de 2020 otros 1.745.449 euros.

En total, los ingresos de la UPO para 2020 estiman una cantidad de 53.132.605 euros, que representan el 61% del total de los recursos. Por su parte, en materia de gastos, tan solo el 66,76% del total se deriva a los gastos de personal (Capítulo 1), donde se recoge la subida salarial así como los compromisos asumidos a nivel andaluz de recuperación de derechos del personal universitario.

Hay que destacar de este presupuesto un ajuste de unos 2.000.000 euros, debido a la “insuficiente financiación” arrastrada del año anterior, los cuales afectan a las áreas de innovación tecnológica, gastos corrientes, infraestructuras y material inventariable, entre otros.


Compartir