17.7 C
Málaga
23 abril, 2024
AndalucíaGranada

“Las universidades deberían medirse por su calidad y resultados, no por su número de estudiantes”

Ayer se celebró en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada la sesión ordinaria del Claustro Universitario, donde se procedió a la aprobación del Acta anterior, a la lectura del informe del rector y del Informe Anual 2014 y a la aprobación del nuevo miembro de la Comisión de reclamaciones. 

El rector, Francisco González Lodeiro, que ha oficiado el acto, ha procedido, en primer lugar, a la aprobación del Acta de la sesión ordinaria anterior tras no encontrar objeciones por parte de los miembros del claustro, y posteriormente a la lectura de su informe, donde habló sobre el nuevo decreto 3+2, asegurando que las facultades y centros tendrán que hacer una valoración de esta nueva estructura académica, y sobre el abono de los 44 días de la paga extra de 2012, que está programada para el próximo mes de abril.

Además, informó de la finalización de las obras programadas en el Campus de la Salud, que está ya recibiendo el nuevo equipamiento, las de la biblioteca de la Facultad de Derecho, y las de la Escuela de Arquitectura, que está teniendo ciertas dificultades con algunas de sus instalaciones, lo que ha retrasado su apertura provisional para el 11 de marzo. Afirmó además que se espera la finalización de las obras en Cartuja para las próximas semanas.

Enrique Hita Villaverde, Defensor del Estudiante durante los 6 últimos años, presentó el Informe Anual de 2014, compuesto por seis secciones que ha leído a los miembros del claustro y al resto de asistentes, y además aprovechó para dar la bienvenida al profesor Antonio Ruiz Rodríguez, elegido el pasado mes de diciembre como nuevo Defensor Universitario, al que dio sus mejores deseos. “Este será definitivamente mi último Informe como Defensor Universitario de la UGR”, dijo el ya antiguo Defensor.

Según explicó Francisco González, las universidades reciben su financiación en función de su número de estudiantes, y no en función de sus resultados, lo que considera una “perversión del sistema”, por lo que cree conveniente que la Universidad de Granada investigue los motivos que la han llevado a la pérdida de alumnos producida durante estos últimos años. Insistió en la necesidad de cambiar el actual sistema de financiación, que debería basarse en la calidad y en los resultados de la universidad, y no en el tamaño de la misma.

Según los datos que ofreció Enrique Hita, durante el año 2014 se registraron en la Oficina del Defensor un total de 1313 expedientes, de los cuales, 254 fueron quejas tramitadas y 1059 actuaciones de distinta naturaleza, y han sido utilizados para realizar los gráficos de este informe, cuya estructura responde a criterios como distribución de quejas según fecha de presentación, distribución de quejas presentadas por los distintos sectores de la comunidad universitaria, o según su naturaleza.

Enrique Hita durante la lectura del Informe Anual 2014
Enrique Hita durante la lectura del Informe Anual 2014

Hita, que además es Catedrático de Óptica, continuará con su labor en la enseñanza, y quiso agradecer a todos sus compañeros el esfuerzo desplegado y la ayuda recibida durante estos años. “La autoridad del Defensor no reside en su propia fuerza, sino en la de la comunidad universitaria que lo sostiene y en la del Claustro que lo representa”, explicó a los asistentes, transmitiendo un mensaje optimista y colaborativo.

El Defensor reconoció que su papel “no es el de un inspector, un juez o un policía, sino el de mediador, cuyo cometido es intentar, a través de sus gestiones, sugerencias, conciliaciones, etc. que los problemas se arreglen antes de que pasen a ser competencia de otras instituciones”. Su papel, explicó, no es más que el de una institución concebida para la protección de los derechos del más débil y para velar por la calidad del servicio que presta la universidad, intentando solucionar los problemas en la comunidad universitaria, y mediando para tratar que sigan ocurriendo.

El acto finalizó con la elección de un miembro de la Comisión de reclamaciones para cubrir la vacante en la rama de Ciencias Sociales y Educación, haciéndose con el puesto Pilar Pallarín Domingo, catedrática en el área de Historia de la Educación, sin ser necesaria una votación tras no haber más propuestas.


Compartir

Otras noticias de interés

Reconocimiento a los estudiantes responsables de los mejores TFM en la UJA

Alexis Ojeda

Despega la cátedra ‘One Health’ en la UMA

Alexis Ojeda

En torno al calendario académico

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies