Las universidades madrileñas muestran su compromiso con los exámenes presenciales

Las universidades madrileñas muestran su compromiso con los exámenes presenciales


El temporal de nieve y la COVID19 se han unido en una “tormenta” perfecta ante los exámenes del primer semestre. Esta semana, la mayoría de las universidades madrileñas ha alargado la suspensión de la docencia presencial debido a las dificultades provocadas por Filomena, con la previsión de volver a las aulas el próximo lunes 18 en casi todos los centros.

La vuelta a las aulas de forma presencial parece que no será tan fácil, pues los datos de contagios por coronavirus siguen aumentando en todo el territorio y muchos universitarios están optando por no correr los riesgos que implican la presencia masiva de personas en espacios reducidos. El frío además se suma a las dificultades para mantener la necesaria ventilación, así como los accesos en transporte público.


Para dar respuesta a la incertidumbre creada sobre si se realizarán evaluaciones presenciales o virtuales, desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas (CRUMA) se ha emitido un comunicado en el que se señala la “apuesta  por  la máxima presencialidad posible en el marco de cumplimiento de las normas sanitarias establecidas por el Gobierno Central y el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, realizando adaptaciones en sus instalaciones y en sus equipamientos mediante inversiones  económicas expresamente destinadas a cumplir las mencionadas exigencias sanitarias, dedicando grandes recursos humanos y materiales para garantizar la seguridad de la  comunidad universitaria en sus campus”.

En este sentido, desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Madrileñas corroboran la realización de las  pruebas de evaluación presenciales, para las cuales se seguirán los protocolos de  actuación, autorizados por la Consejería de Ciencia Universidades e  Innovación y las autoridades sanitarias pertinentes, y aprobadas por los Consejos de  Gobierno y, en su caso, por los órganos de gobierno de las Facultades y Escuelas de las seis  universidades públicas.

Ante la petición de muchos estudiantes se suspender estas pruebas, la universidades públicas madrileñas han recalcado que “no tienen competencia en cuestiones de salud  pública, por lo que la suspensión de la modalidad presencial (formación y exámenes) por  cuestiones sanitarias, debe ser establecida, en caso de ser necesaria, por las autoridades competentes en la materia”. Aun así, la CRUMA ha recalcado que “prestará una especial atención al estudiantado  vulnerable, facilitando protocolos de evaluación adaptados a sus necesidades especiales”,


Compartir