Las universidades públicas andaluzas harán test serológicos al personal docente y administrativo

Las universidades públicas andaluzas harán test serológicos al personal docente y administrativo


Una comisión técnica integrada por la Junta de Andalucía y las universidades públicas andaluzas se encargará de seguir, analizar y evaluar la evolución y el impacto de la pandemia en el recinto. Se realizarán test serológicos al profesorado y al Personal de Administración y Servicios.  Así lo ha dado a conocer esta mañana el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, en una reunión para abordar el inicio de curso académico 2020/2021 en la educación superior. Además, asegura que “el curso arrancará con la modalidad presencial”.

De la misma forma, Velasco ha puesto de manifiesto que el nuevo órgano de seguimiento “permitirá una mayor coordinación del sistema universitario andaluz y establecerá los criterios de salud pública que justifiquen cualquier decisión académica en el caso de que se agraven las condiciones sanitarias”.

Así, este órgano estará formado por un representante de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, los delegados territoriales de Salud y Familias y por los responsables en COVID-19 designados por cada universidad andaluza.

Los alumnos deberán descargarse la app `RadarCovid´

Durante la sesión de trabajo, en la  que ha participado también la viceconsejera de Salud y Familias, Catalina García, y el director de la Dirección de Evaluación y Acreditación (DEVA), Sebastián Chávez, se ha acordado recomendar a la comunidad universitaria la descarga masiva de la app ‘RadarCovid’ para mejorar la detección de contagios y su trazabilidad.

Enseñanza universitaria mixta

La Junta de Andalucía y universidades públicas han llegado al consenso de que el curso comenzará con una enseñanza mixta, dando preferencia a las clases presenciales, que se complementarán tanto con enseñanza online como con actividades formativas virtuales. “La prioridad es alcanzar la máxima presencialidad posible en la docencia, incluidas las prácticas, garantizando la seguridad de toda la comunidad universitaria”, apostilla el consejero de Economía.

Por otra parte, La ‘Guía de referencia para la elaboración del Plan de Prevención, Protección y Vigilancia COVID-19 para las Universidades de Andalucía’ se está actualizando con la normativa de la Consejería de Salud y Familia. Algunas recomendaciones que se contemplan en este documento son:

  • Mantener la ocupación máxima del 50% en las aulas. En los casos en que se supere ese aforo se plantean varias alternativas. Una de ellas apunta a turnos rotatorios de clases presenciales entre distintos subgrupos organizados alfabéticamente, permitiendo que el grupo que no esté presente pueda seguir la clase por videoconferencia.
  • Para las prácticas, seminarios y talleres se optará por grupos reducidos de docencia presencial.
  • Se recomienda que los estudiantes ocupen siempre los mismos lugares en las aulas y laboratorios. Además, se insta en que esta ocupación esté registrada de manera que si algún alumno es positivo en COVID19 pueda localizarse rápidamente a sus compañeros.
  • Otras medidas abordan el uso obligatorio de mascarilla, continuo lavado de manos y distancia de seguridad en la distribución de los espacios.
  • Además, en los protocolos se incluye la creación de un equipo COVID-19 en cada centro, que tendrá contacto directo con los servicios sanitarios. Será el encargado de detallar las medidas concretas a desarrollar, atendiendo a las directrices sanitarias de distancia interpersonal, uso de mascarillas, aforo, limpieza y ventilación, así como de gestionar los posibles contagios detectados.

Compartir