12.5 C
Málaga
3 marzo, 2024
AndalucíaGeneralNacional

¿Por qué nos tomamos las doce ‘uvas de la suerte’?

Queda exactamente un día para acabar el año, y es que mañana es 31 de diciembre y seguramente en todos los hogares españoles ya están preparando la gran noche, Nochevieja, en la que se volverán a comer las 12 uvas de la suerte, a ver si en el 2014 entramos con mejor pie que en este último.

Muchos vaticinan el final de la crisis, otros piensan que será igual, pero lo que está claro es que cambiamos de año y eso requiere por nuestra parte un cambio de actitud, debemos pensar positivamente y recibir al nuevo año con ilusión y esperanza, ¡El 2014 es nuestro año!

Desde Aula Magna hemos querido indagar en la tradición de las uvas, una costumbre que no tiene un origen definido, pero uno de los más populares, es que alrededor del 1890 las familias acomodadas de Madrid tomaban uvas y champán en la cena de Nochevieja, lo que provocó que algunos madrileños ironizaran tal costumbre yendo a la Puerta del Sol a tomar las uvas al son de las campanadas, conociéndose más adelante por la prensa como las ‘uvas de la suerte’.

Esta costumbre, que se ha extendido, sobre todo a países latinoamericanos, modificándose en algunos aspectos, trata de comer 12 uvas frescas por cada campanada, para dar comienzo al día 1 de enero, que significará el nuevo año.

En España, ‘Las Campanadas‘ se retransmiten por televisión desde 1962, año en el que Televisión Española (TVE) hizo posible que los españoles pudieran oírlas y verlas en directo desde la Puerta del Sol de Madrid.

Por el reloj de la Puerta del Sol, 35 segundos antes de las doce, una bola en lo alto del reloj baja, sonando un carillón. Después suenan cuatro campanas dobles representando los cuatro cuartos, y por último, a las doce en punto comienzan las doce campanadas, una cada tres segundos aproximadamente, momento culmen del 31 de diciembre.

Algunas personas han pasado de las uvas y hacen lo mismo con diversos tipos de ‘gominolas‘, ‘lacasitos‘ o cacahuetes, algo que se le suele aplicar a los más pequeños de la casa. Además, tras las uvas se descorchan botellas de champán y se brinda, momento en el que se realizan distintos tipos de rituales, como por ejemplo echar en la copa anillos o algún elemento de oro, así como vestir ropa interior roja.

Son numerosas las costumbres que la gente realiza para recibir al año nuevo, rituales que muchos creen positivos para atraer a la suerte, esa suerte que todos deseamos y que esperamos que el próximo año nos llegue.

Desde Aula Magna, hagáis lo que hagáis y os comáis las uvas o no, os deseamos un próspero y esperanzador año nuevo cargado de éxitos, ya sea en lo personal como en lo profesional. ¡Feliz Año 2014!


Compartir

Otras noticias de interés

Seleccionados los finalistas del II Concurso Internacional de Dirección de Orquesta UAL

Gonzalo Gálvez

Derechos y libertades de la comunidad universitaria

Aula Magna

La UAH alerta sobre las nuevas formas de acoso que nacen del desarrollo tecnológico

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies