Perversidad. Mujeres fatales en el arte moderno

Perversidad. Mujeres fatales en el arte moderno


El Museo Carmen Thyssen Málaga ha inaugurado hoy la nueva exposición temporal Perversidad. Mujeres fatales en el arte moderno (1880-1950) que podrá visitarse hasta el próximo 8 de septiembre y que recorre más de medio siglo de imágenes protagonizadas por mujeres, en un período, entre finales del XIX y mediados del XX, en que su representación en el arte mostrará, como reflejo de las realidades sociales contemporáneas, un cambio de paradigma, ya que el punto de vista exclusivamente “masculino y misógino” se enfrentará al planteado por la mirada femenina sobre su propia identidad.

La inauguración de la nueva muestra contó con la presencia de la presidenta de la Fundación Palacio Villalón, Carmen Thyssen; el alcalde de Málaga y vicepresidente de la Fundación Palacio Villalón, Francisco de la Torre; el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel; y la comisaria de la exposición y directora Artística del Museo Carmen Thyssen, Lourdes Moreno.

Vanguardia en lo femenino

Las 70 obras reunidas en la exposición ponen rostro a otras tantas mujeres, anónimas o con nombre propio, reales o ficticias, mundanas o idealizadas que muestran la riqueza de puntos de vista sobre lo femenino en el arte de vanguardia. La muestra lleva así al espectador desde una imagen de la actriz Sarah Bernhardt hasta las pintoras de la Generación del 27 como Maruja Mallo y Delhy Tejero, pasando por femmes fatales bíblicas y literarias, musas de artistas, como Gala Dalí o Kiki de Montparnasse, extravagantes socialités (la marquesa Luisa Casati), majas españolas, damas burguesas, modelos inventadas de inquietantes miradas, referentes de una nueva moda en femenino, como Coco Chanel, estudiantes universitarias y unas terrenales venus de los bajos fondos de la sociedad moderna.

Todas ellas se presentan bajo el signo de una perversidad polisémica: vinculada al pecado, la fatalidad y una sexualidad destructora en las femmes fatales finiseculares y de comienzos del XX, y a la subversión del orden patriarcal y hegemónico que desde los años 20 se ve como una “amenaza”, desde la óptica masculina, y como una reivindicación consciente y emancipadora desde la de las nuevas mujeres que rompen con los estereotipos y reclaman un espacio propio en la sociedad y el arte.

De la belleza perversa y maldita la representación de la mujer dejará paso, pues, a artistas que reivindican una nueva forma de mirar y ser vistas. Así en la muestra es fundamental la presencia de mujeres artistas como Suzanne Valadon, Olga Sacharoff, Maruja Mallo y Delhy Tejero, y de figuras femeninas rompedoras y que encarnaron un tipo de mujer avanzada, autoafirmada y protagonista activa de su tiempo. Todas ellas aportan nuevas visiones de la mujer desde un punto de vista propio y femenino o representan iconos de modernidad y sientan las bases de la construcción de una nueva identidad femenina.

La selección de artistas cuenta con algunos de los principales nombres de la vanguardia española e internacional. Desde una mirada ajena a la propia, este relato coral que reúne visiones múltiples de la mujer y lo femenino desde finales del XIX hasta mediados del XX, se divide en tres secciones que abordan, respectivamente, la revisión del mito de la “mujer fatal”, la representación de las mujeres de la noche y de la vida moderna y a una nueva mujer, activa, creativa e independiente.


Compartir