Los deberes y derechos del menor, a juicio en el VII Congreso Nacional de Justicia Penal Juvenil


“A los menores se les habla de sus derechos pero no de sus deberes”, ha señalado el juez Emilio Calatayud, en la inauguración de este encuentro nacional que se celebra en la Universidad de Jaén entre hoy y mañana, y que aspira, en su séptima edición, a agrupar a los distintos profesionales que trabajan con los menores, tanto desde el punto de vista jurídico, como sociológico, educativo o psicológico, para a través de sus puntos de vista consensuar un lenguaje y una línea de acción que se aplique a la justicia referente al sector juvenil.

El VII Congreso Nacional de Justicia Penal Juvenil ha comenzado esta mañana con la ponencia del magistrado y juez de menores, Emilio Calatayud, quien se ha referido a la situación jurídica y social del menor en España. “En el año 2007 el gobierno de Zapatero hizo una reforma en el código civil con la que eliminó el decreto por el que los padres pueden corregir moderada y razonablemente a sus hijos, una modificación que tampoco ha corregido el actual presidente y que ha hecho que los jóvenes pasen de tener un padre con autoridad a un padre-colega”, ha resumido el magistrado. “A eso hay que añadir también la falta de autoridad que se produce en la escuela, el fracaso y el ausentismo escolar, el alcohol, las drogas, la televisión y sus programas basura, las nuevas tecnologías… Y como consecuencia la pérdida de valores que se produce en los menores”.


En este sentido el jurista ha apelado al sentido común de las fuerzas políticas, y las ha animado a establecer una ley educativa de dure una generación, así como un ‘pacto por el menor’ que regule esta situación. “No es normal que una niña con trece años pueda tomar la pastilla del día de después pero no pueda ser acusada de un delito”, al igual que tampoco lo es, “que una niña de 13 pueda consentir relaciones sexuales pero no comprar un paquete de tabaco”, ha matizado. Calatayud se ha referido también a la adicción que tiene los jóvenes con el teléfono móvil y las redes sociales, y el peligro que ello supone para que accedan a información no apropiada o para que se produzcan acosos y chantajes. “Yo no soy partidario del cachete, pero confundir en este país un cachete con maltrato es un problema”, ha añadido poniendo como ejemplo la “colleja” que le dio Mariano Rajoy a su hijo durante una entrevista radiofónica.

Estas declaraciones están principalmente focalizadas en uno de los primeros temas que se han abordado en el congreso, que es el inminente incremento de los maltratos familiares que se producen de los hijos a los padres. La Jueza de Menores María Teresa Carrasco ha sido la conferenciante encargada de tratar este punto. “En los últimos años se ha triplicado el número de este tipo de maltratos”, ha destacado la experta, quien ha añadido que es muy difícil cuantificar con exactitud el número de casos en España porque son datos que se refieren a menores y que por lo tanto son confidenciales y que además no se cuentan los casos que no se denuncian por temor o impotencia de los padres. Carrasco ha subrayado también que la mayor víctima de este maltrato es la madre, y que si bien los agresores son principalmente varones de 16 y 17 años en los últimos años están proliferando los casos de violencia de mujeres incluso menores a esa edad. Entre los principales factores que propician estos episodios violentos la jurista ha mencionado el consumo de drogas y alcohol, “que nublan la capacidad de juicio y la voluntad de los menores”, y los ya mencionados por Calatayud (adicción a redes sociales, fracaso escolar, desmotivación, etcétera).

Este congreso se celebrará entre hoy y mañana y acogerá, también, charlas y conferencias sobre el consumo de drogas en los menores, el Bullying, las responsabilidades judiciales del menor, el Derecho penal aplicable a los jóvenes y su evolución a lo largo de la historia, así como otros puntos relacionados con esta materia. Los directores de este congreso son el catedrático de Derecho Penal de la UJA, Ignacio Francisco Benítez y la titular María José Cruz, y la coordinadora del mismo, la doctora en derecho Penal Eva María Domínguez.

“Éste es un tema muy sensible desde el punto de vista jurídico”, ha explicado Ignacio F. Benítez. “El propia sistema jurídico considera a los menores, en la mayoría de los casos, inimputables e incapaces, no pueden tomarse una cerveza en un bar o comprar tabaco, no pueden acudir a determinados espectáculos ni votar, y sin embargo cuando hablamos de delincuencia creemos que son completamente responsables”. En conclusión, el objetivo del congreso es centrarse en el menor que ha cometido un delito, estudiar las medidas penales que se aplican actualmente en estos casos y consensuar las mejores líneas de acción para reinsertarlo en la sociedad y mejorar su situación.


Compartir

Su email no será mostrado en los comentarios. Los campos requeridos son marcados con *