Los dibujos animados crean malos hábitos alimenticios en los menores

Los dibujos animados crean malos hábitos alimenticios en los menores


Los menores de nueve años están expuestos a los malos hábitos alimenticios que aparecen en los dibujos animados. Tal y como señala un estudio realizado por investigadores de la Universidad Loyola, los personajes animados influencian a los menores a la hora de comer. Los resultados del trabajo, desarrollado por el Departamento de Gestión Empresarial, muestran que hay una prominencia de los malos hábitos sobre los buenos. Estas actitudes tienen mayor influencia en los niños de siete a nueve años, ya que son más propensos a adquirir estos comportamientos que los de nueve a once años.

Una de las investigadoras del trabajo, Victoria Villegas, señala que los niños dedican buena parte de su tiempo de ocio a ver los dibujos animados y, en este proceso desarrollan relaciones para sociales con los personajes animados. Los malos hábitos alimenticios se representan con un mayor nivel de persuasión, lo que incide en mayor medida en los menores de nueve años. Éstos son más influenciables y no tienen preferencias de comida establecidas. A partir de esa edad, los niños consideran a los personajes de animación como algo ‘infantil’, por tanto decrece su influencia en ellos y en los hábitos que secundan.

La obesidad infantil, una pandemia global

Aunque, según este estudio, los malos hábitos alimenticios en los dibujos animados incrementan la obesidad infantil, hay una gran variedad de factores que contribuyen a la misma. La influencia de los familiares, amigos y compañeros de clase son algunos de ellos. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de abordar este problema de forma urgente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la obesidad infantil se está convirtiendo en una pandemia global.

El estudio ha sido realizado a 124 menores de entre siete y once años, repartidos en dos grupos diferenciados. El primero se expuso a escenas de dibujos animados con alimentos, y el segundo, a escenas de dibujos sin alimentos. Tras ver las escenas, todos los menores realizaron tareas de selección con tarjetas que contenían los alimentos emplazados. La investigación muestra resultados significativos en las apariciones de alimentos de bajo valor nutricional en niños menores de nueve años especialmente.

Los resultados de la investigación, titulada Investigating the Effects of Non-Branded Foods Placed in Cartoons on Children’s Food Choices through Type of Food, Modality and Age, están en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health.


Compartir