Los estudiantes de la UGR convocan una manifestación ante el cierre de la universidad

Los estudiantes de la UGR convocan una manifestación ante el cierre de la universidad


Mañana viernes 16 de octubre los principales colectivos de estudiantes de la Universidad de Granada han convocado una manifestación para mostrar su rechazo a la medida de suspensión de la docencia presencial. A partir de las 12:00 horas, los estudiantes están convocados en la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Granada para pedir medidas reales ante el cierre de la institución universitaria.

La medida de suspensión de las clases viene motivada por el incremento de contagios en la zona de Granada, el cual estaría vinculado a los grupos más jóvenes. Según se ha publicado en el BOJA extraordinario núm. 65, la Orden de 14 de octubre de 2020, se han adoptado medidas específicas temporales y excepcionales por razón de salud pública para la contención de la COVID-19, en los centros docentes universitarios y en los colegios mayores y residencias universitarias de la localidad de Granada. En concreto estas medidas suponen la suspensión de la impartición de clases presenciales en los títulos de Grado, Máster Universitario, Títulos Propios y Formación Permanente, que serán sustituidas, en su caso, por clases online en el horario establecido.

Se trata de medidas temporales, que se aplicarán durante un periodo de 10 días naturales, contados desde el día siguiente a la publicación de esta Orden, es decir, desde las 08.00 horas del jueves 15 de octubre al sábado 24 de octubre (ambos incluidos). Además de la suspensión de la docencia presencial se contamplan las siguientes medidas:

  • Suspensión de la actividad de los siguientes servicios universitarios: Biblioteca General y bibliotecas de los centros (a excepción del servicio de préstamo de libros con cita previa), Salas de Estudio, Comedores Universitarios (a excepción del servicio de comida para llevar para los estudiantes becarios) y cafeterías de los centros y dependencias universitarias.
  • Aplazamiento de las actividades de extensión universitaria (conferencias, conciertos, cineclub, talleres, visitas en grupo) pero se mantienen, según lo previsto, las actividades que no impliquen aglomeración de público y respetando los aforos establecidos (acceso libre a exposiciones y BIC).

Desde la Universidad de Granada han señalado que continuan activas las pruebas evaluativas de carácter presencial programadas durante el periodo en el que estará en vigor la orden de la Junta de Andalucía. Del mismo modo se mantiene la presencialidad de las prácticas experimentales y de laboratorio, así como el resto de prácticas consideradas insustituibles y no prorrogables. Junto a ellas, también continuarán las las tutorías y la atención al estudiantado que se realizarán por medios telemáticos. En cuanto a los actos institucionales y académicos (lectura de Tesis Doctorales, concursos de acceso a cuerpos docentes, defensa de TFG/TFM, etc.) programados para el periodo durante el que estará en vigor la mencionada orden, estos continúan vigentes. Finalmente se mantiene la práctica deportiva federada universitaria, que se celebrarán sin público.

Respuesta del estudiantado: manifestación por el cierre

Los estudiantes de la UGR convocan manifestación ante el cierre de la universidadAnte las medidas decretadas por la Junta de Andalucía, la Delegación General de Estudiantes de la Universidad de Granada, el Frente de Estudiantes y Estudiantes en Movimiento han manifestado en un documento su descontento y la criminalización del colectivo. En este sentido, las asociaciones estudiantiles han subrayado como “la Junta ha alegado tomar esta decisión como parte de las medidas para contener el COVID-19, pero sin embargo no se ha aprobado ninguna restricción para con los establecimientos de ocio y restauración, donde, en muchas ocasiones, no se cumplen las medidas sanitarias apropiadas”.

La decisión de cerrar las instalaciones universitarias y no las zonas de ocio expondría según los estudiantes “las prioridades del gobierno autonómico y local, quienes priorizan el beneficio económico a la calidad educativa en la universidad”.

La suspensión de la docencia supone también un coste económico para los alumnos y alumnas pues, tal y como señalan las asociaciones convocantes “más de la mitad de los estudiantes de la Universidad son de fuera de la provincia. Éstos, junto a muchos otros de la provincia de Granada que también alquilan pisos en la capital, se han visto obligados a hacer contratos con una duración de 10 meses bajo las medidas ambiguas que había establecido la Universidad en caso de que se cortasen las clases presenciales. Ahora los estudiantes denuncian que van a seguir teniendo que pagar unos alquileres que no van a utilizar”.

En cuanto al paso a la docencia online, los alumnos y alumnas vuelven a manifestar su descontento sobre algunos aspectos de la misma. Así, recalcan como llevan “pidiendo, desde el pasado marzo, que se garantice la docencia online para suplir las carencias formativas derivadas de la supresión de las clases presenciales; sin embargo informan que, en muchos grados impartidos en la UGR, esto no se cumple”.

 

*Información actualizada a las 19:16 horas.

Compartir