Los procesos electorales de la UHU se adaptan al Covid con el voto digital

Los procesos electorales de la UHU se adaptan al Covid con el voto digital


Los procesos electorales de la UHU pertenecientes a los diferentes centros de la institución onubense han podido retomar su cauce después de que, por motivos lógicos, fuesen suspendidos con motivo de la pandemia del Covid-19, el estado de alarma y el consiguiente cierre de las aulas. No obstante, en aras de garantizar la máxima seguridad para las personas en el actual contexto, desde el Vicerrectorado de Informática, Comunicaciones e Infraestructura y su Dirección de Informática y Comunicaciones han presentado el nuevo sistema con el que el que se desarrollarán estos procesos en el seno de la Universidad de Huelva.

En este sentido, como anunciaba el director de Informática y Comunicaciones de la UHU, Manuel de la Villa, se trata de la aplicación ‘Appsamblea’. Una plataforma de votación online que la Universidad de Huelva ha puesto a disposición de la comunidad universitaria para poder celebrar, sin riesgo alguno y con las máximas garantías, los procesos electorales de la UHU que afectan a diferentes órganos, tales como juntas de centro, decanatos, consejos de departamento, etcétera. “Una de las primeras consecuencias que tuvo la crisis sanitaria fue la paralización de procesos electorales para los órganos colegiados, lo que ha provocado que no se hayan podido renovar los mismos”, ha precisado De la Villa.

Voto digital para los procesos electorales de la UHU

La votación en remoto, cada vez más utilizada por diferentes administraciones, entidades y empresas, se ha convertido a día de hoy en una necesidad debido a las restricciones de las autoridades sanitarias de distanciamiento social para evitar contagios. “Somos conscientes de que hay que mantener una distancia social y evitar las aglomeraciones y reuniones de personas que se producirían al ejercer el voto en sistema de urnas y papeletas, y por ello consideramos esencial la adquisición de esta aplicación”. Se trata, por tanto, de una app directamente enfocada a la participación ciudadana, “que hemos adaptado a las necesidades, mecanismos, censos y normativa de votación de los diferentes centros de la Universidad”, destaca De la Villa.

El director de Informática y Comunicaciones ha subrayado el buen funcionamiento de esta herramienta para los procesos electorales de la UHU, puesto que ya ha podido estrenarse con total normalidad en las elecciones a Decano en la Facultad de Enfermería. Y ha hecho hincapié en la seguridad de la aplicación al garantizar “tres aspectos fundamentales: la verificación de la identidad del votante, el secreto del voto y la inmutabilidad o inviolabilidad del voto”. De este modo, tras las votaciones de la Facultad de Enfermería, las siguientes citas electorales en las que se ha empleado, y se empleará, este sistema han sido en la Facultades de Ciencias del Trabajo, el pasado 23 de octubre, y en la de Trabajo Social el día 3 de noviembre.

Con todas las garantías

Ante esta adaptación de los procesos electorales de la UHU por la panemia, Manuel de la Villa resalta que, por un lado, la verificación del voto asegura la máxima fiabilidad en cuanto a la identidad del votante, a través de su correo electrónico corporativo. Por otro lado, se garantiza el anonimato del votante mediante el encriptado del voto realizado en el navegador del usuario utilizando una variante de la criptografía asimétrica, viajando y almacenándose ya encriptado. Y, por último, la tecnología Blockchain (cadena de bloques) garantiza la inmutabilidad del voto una vez almacenado.

Asimismo, tanto desde el Vicerrectorado de Informática, Infraestructuras y Comunicaciones como del Servicio de Informática y Comunicaciones, han recalcado la apuesta de la Universidad de Huelva por el voto digital. Primero porque “permite adaptar los diferentes procesos electorales de la UHU al actual escenario sanitario, evitando las reuniones y aglomeraciones. Y segundo porque se trata de un sistema que destaca por su sencillez, su seguridad y además es más económico que la urna y el papel”.


Compartir