11.8 C
Málaga
24 febrero, 2024
Nacional

Los universitarios consideran “un fraude” el Estatuto del Becario

Los universitarios consideran “un fraude” el Estatuto del Becario

El estudiantado universitario, a través de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), denuncia que el Estatuto del Becario que está elaborando el Ministerio de Trabajo, además de “haber defraudado con creces las expectativas marcadas por sus necesidades”, tampoco ha contado “en ningún momento” con los colectivos estudiantiles en su negociación.

Un estatuto que “es una reivindicación histórica del estudiantado”. Colectivo que lleva mucho tiempo reclamando una regulación eficaz “que acabe con el abuso en las prácticas, garantice una formación de calidad poniendo al estudiante en el centro y reciba una remuneración justa, sirviendo como mecanismo de protección de las personas con peor situación socioeconómica”.

En este sentido, desde CREUP señalan que “es evidente para todo el estudiantado que la explotación encubierta existe en las prácticas universitarias”, e insisten en que postular el Estatuto del Becario como el fin del problema “no puede estar más alejado de la realidad”. Por este motivo, a través de un comunicado la Coordinadora señala que para “erradicar la explotación” se debe conocer la situación real de las prácticas externas, “pues actualmente no se ofrecen soluciones para quienes más prácticas realizan”; es decir, estudiantes de titulaciones habilitantes o con prácticas en el sector público, “a quienes ni siquiera aplica esta norma”, apuntan. Fallos en la elaboración de este estatuto, como señalan, que no cesan pues “tampoco garantiza la remuneración de las prácticas, y ni siquiera asegura que la compensación económica prevista se vaya a recibir ni vaya a ser suficiente”.

Un Estatuto del Becario “inacabado, insuficiente y mal negociado”

Este Estatuto del Becario “no solamente ha ignorado deliberadamente al estudiantado, sin acercarse en ningún punto a la realidad de la situación y sin colaborar con su representación, sino que además pretende crear estudiantes de primera y de segunda, regulando unos derechos incompletos e insuficientes únicamente para un pequeño sector del estudiantado, y excluyendo explícitamente a las titulaciones que más prácticas realizan”, sentencian desde la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas.

Situación que, sin duda, ha agravado el malestar ya existente entre el colectivo estudiantil pues se encuentran ante “un texto inacabado, insuficiente y mal negociado”. Una norma, aún pendiente de aprobación, donde “no se aporta ni una sola cifra económica” y mediante la que “se pretende afectar a más de 6000 titulaciones”. Razón por la que desde CREUP lo tachan como “un texto elaborado con prisas para erigirse como medida estrella del Ministerio, cuando la realidad tras la escenografía es clara: genera más problemas que soluciones”.

Ante esta situación, el presidente de CREUP, Nicolás Hernández, considera que el Estatuto del Becario no es más que un “pretendido decorado” ya que “están realizando un texto dirigido al estudiantado sin escucharnos, sin pensar en aquel estudiante que sufre unas prácticas precarias, de mala calidad, que no están sirviendo para formarse”. Palabras con las que lanza una cuestión al aire al preguntar “¿cómo pretenden explicar al estudiantado que seguirán con prácticas basura?” ya que el estatuto, apunta, “no tiene justificación”.

Asimismo, Hernández añade que este texto “es un fraude” y que “está engañando a millón y medio de estudiantes universitarios” pues “se ha difundido la idea de que nos van a pagar por nuestras prácticas”. En este punto, matiza que según el borrador actual “sólo aquellas personas que no sean becadas recibirán la compensación de gastos, nadie más”. Una compensación “absolutamente insuficiente para el 30% de los jóvenes que estudian y trabajan a la vez”, quienes posiblemente tendrán que dejar de hacerlo para completar sus horas. Por esta razón, el presidente de CREUP denuncia que “siguen manteniendo un modelo de prácticas elitistas y precarias”; e insiste en que “si queremos eliminar las prácticas fraudulentas, empecemos por eliminar el fraude de este Estatuto”.

Por tanto, una vez más, desde CREUP reclaman al Ministerio de Trabajo una propuesta “que ponga al estudiantado en el centro de la reforma, expulsando del mercado de trabajo las prácticas fraudulentas, asegurando una formación eficaz y estableciendo una aportación económica digna”.


Compartir

Otras noticias de interés

La CRUE apuesta por las buenas prácticas en una guía inclusiva para alumnos con necesidades específicas

Aula Magna

Las universidades andaluzas, sin unanimidad con respecto a la huelga general educativa

Aula Magna

CEUNE critica la negativa de convocatoria del Ministerio de Educación

Aula Magna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies